martes, 26 de junio de 2012

Día mundial del sueño feliz


Dormir contigo
con tu cabello acomodado
aqui en mis brazos
y el terciopelo que me brinda
tu regazo
que maravilla dormir contigo



El autor de este verso es Armando Manzanero. Se puede escuchar la versión de Luis Miguel aquí. 
No me ha dado la vena romántica, ni me he vuelto loca, aunque según el Dr. Estivill, locos estamos todos. Porque, efectivamente, la mayor parte de la población disfruta de dormir acompañado... algo que según este "señor" (por llamarle algo) es propio de gente a la que le baila un tornillo. 

Y es que el otro día me quedé perpleja leyendo esas declaraciones, copio literal: existen investigaciones muy serias sobre las mamás que están en contra de estas ideas (su método) y la mayoría presentan una psicopatología en su forma de ser.  

Soltar una perla como ésta, sin contar qué investigaciones tan serias pierden tiempo y dinero en encontrar psicopatologías en madres que están en contra del "Método Estivill" (1) y pensar que todos nos vamos a creer lo que suelta porque lo dice él, es propio de personalidades narcisistas, petulantes, soberbias y poco empáticas... que son algunas características del que de verdad es psicópata. 

Pero volvamos al principio. Esta canción me inspira porque yo disfruto de dormir al lado de mis seres amados. Y no debo ser la única: Dormir al lado de la persona amada inspira a cientos de autores en todo el mundo. Compartir el lecho es un acto de amor en sí mismo y como tal, está presente en poemas y canciones. 

Y por favor leed: Dormir con la persona amada: ¿Alguien puede medir lo que se ama a un hijo? ¿Por qué cuestionamos a quien se atreve a compartir el lecho con su retoño? Por qué inventamos toda clase de falacias alrededor de una costumbre que compartimos miles de seres humanos en el mundo? 

Dormí con mis hijas por el placer de olerlas y sentir su cuerpecito cálido a mi lado. Porque seguir su respiración me hipnotizaba. Porque ver dormir a los hijos es como tener ángeles a tu lado, ángeles que luego crecerán. No me canso de decirlo: la infancia no dura para siempre y esos momentos con tu bebé sobre tu pecho se desvanecerán pronto.  Acunar, mecer, cantar canciones de cuna, contar cuentos, acariciar su cabeza mientras cierran los ojos... todo eso acabará un día. 



Un método para dormir padres

He conocido madres y padres que han seguido el método y que luego han contado orgullosos que el método funciona. Y es cierto. El método funciona. No es un método para que duerman los niños, sino un método para que puedan dormir los padres. Funciona, pero el precio que se paga es muy caro... y son ampliamente conocidas todas las terribles consecuencias que puede tener dejar llorar a nuestros hijos, desatenderlos e ignorar su sufrimiento. 

Pero es que nos hacen creer que los hijos no saben dormir ni aprenderán nunca si no los "domamos". Nos aturden con mensajes de lo mal que duermen los niños. En la tele ya ofrecen hasta  yogures con pócimas nocturnas para un buen descanso (me pregunto yo, cómo se puede administrar impunemente un somnífero en forma de yogur; porque el yogur o funciona o no funciona. Si funciona algo le ponen y entonces drogamos al niño y si no funciona... es un fraude). Por cierto, yogurino que también recomienda el sabio Dr. Estivill

Algo debe andar muy mal en nuestra generación para que TODOS nazcan con esa "falla" en su sistema y necesitemos TODOS métodos para dormirlos. O en realidad, alguien se está haciendo de oro con el sufrimiento infantil y la desesperación de los padres por dormir como antes

Mi experiencia

Mis hijas son como agua y aceite. Pioja mayor durmió siempre como un lirón y hasta el día de hoy tenemos problemas para despertarla. Su hobby es dormir, excepto cuando sale de noche, que me tiene a media vela y no pego ojo. 

Piojilla siempre nos hizo pasar malas noches... tiene un dormir muy activo y aunque ella duerma, hace ruidos y es un poco sonámbula. Por mi parte, hace 17 años que no duermo a pata suelta como cuando era adolescente, . Pero ese, es un problema MÍO, no de mis hijas. 

Ahhh y os cuento una cosa más: como Papá Conejo viaja mucho, me quedo sola en la cama con frecuencia. Invito a mis hijas a pasar la noche conmigo. Adivinad cuál de ellas no sólo no quiere, sino que prefiere su cama y me lo dice con cuidadito para no herir mis sentimientos: Sí, la pequeña ;-) 



MÁS COSAS: 


(1) El Método Estivill no es otra cosa que el método "Cry it out"  copiado de la copia por E. Estivill y no creado por él como quiere hacer creer al mundo.

Reflexiones sobre el médoto Estivill - Rosa Jové 




PARTICIPA EN #desmontandoaEstivill 
La blogosfera maternal y paternal ha creado una iniciativa para que todos compartamos nuestras experiencias de sueño feliz con nuestros hijos.
Se ha creado un grupo en Facebook, llamado Día Mundial del Sueño Feliz, y también un evento ,donde se explica cuál es la iniciativa.
Se trata de realizar una acción de choque el próximo 29 de junio en las redes sociales.
Queremos que el hashtag #desmontandoaEstivill se convierta en trend topic en Twitter y que blogs, páginas y perfiles de Facebook se llenen de mensajes a favor del Sueño Feliz.

Para ello, las acciones son las siguientes:

-Súmate al grupo de Facebook o al evento.
-Si eres bloguera o bloguero, anuncia ya este evento en tu blog. Especifica que el hashtag #desmontandoaEstivill solo hay que usarlo el día 29 en Twitter. Haz un post ahora anunciándolo y publica otro post el 29 contando tu experiencia de sueño feliz.

-El día 29 (y nunca antes) comparte todos los artículos, citas, testimonios que quieras sobre sueño feliz acompañando a tu hijo, a través de tu perfil o tu página de Facebook, y a través de Twitter.

-El día 29 (y nunca antes) tuitea y retuitea todas las razones que tienes para acompañar a tu hijo a dormir, todos los argumentos científicos que encuentres, todas las ideas que quieras, bajo el hashtag #desmontandoaEstivill.





lunes, 18 de junio de 2012

Disfrutar del embarazo

Para Espe 

"Disfrutar del embarazo".  Me lo dicen mucho: "Espero que estés disfrutando del embarazo". "El embarazo es un momento para disfrutar". "Se te pone la piel bonita y estás con una luz especial".... 

Vaya. Qué será eso. No sé lo que es disfrutar del embarazo. Estoy hecha una quejica. Cansada en extremo, indispuesta y con nauseas (cuando no vómitos) 24hrs diarias. Con la tripa hinchada de no poder digerir (y tener que aguantar amablemente los comentarios felices hacia mi barriga enorme en la que hay un bebé que no abulta más que un grano de maíz). ¿La piel bonita?  Tengo unas ojeras horribles, me han salido granos, y como se me han reventado las venas de tanto esfuerzo al devolver.... la cara y los ojos rojos. Y lo peor es saber que en mis anteriores embarazos este panorama se mantuvo hasta el último pujo -y no los tres primeros meses de rigor- y que mi cuerpo teme que se repita la historia.



Aunque debo confesar que éste, es el embarazo que mejor llevo... también siento que no es lo mismo embarazarse y tener 18 que 35. Ya no tengo la paciencia de hace años... y el sentirme tan mal me pone de mal humor y triste y me estrello contra todo lo que se mueve. No le tengo miedo al parto ni a criar, pero vaya que le tengo respeto a estos nueve meses eternos. 

Cuento esto porque conozco a muchas madres que pasan por embarazos similares y se sienten culpables de la poca ilusión que tienen por su estado. Que escuchan a otras madres contar sus no-síntomas y no entienden porqué a ellas les resulta insoportable el olor de su propia piel. Y que pasen los días y las horas y no haya cambio, salvo para mal. "El embarazo es horrible", piensan... pero como es políticamente incorrecto decirlo, aguantan estoicamente los malestares probando cuanta posible solución encuentran en foros y vecinas: almendritas cocidas y crudas, galletas saladas, comer poco, comer ligero, comer varias veces, no comer, jengibre,  medicamentos tradicionales, homeopáticos, naturopáticos, marcianos o murcianos; rezar a la luna, dar 9 vueltas con un hilito rojo en la frente.... lo que sea para que se acabe ya. 

Nos enfurece. Y no me malentendáis. No es nuestro hijito el que nos enfada, sino el no poder disfrutar de nuestra gestación. El que las actividades se vean limitadas y el no poder salir si no hay un baño cerca. Desde luego que queremos a nuestros bebés, pero el malestar -especialmente si es constante- nos dificulta la vida y las relaciones con los demás. ¿Qué cómo estoy? Pues mal.

Escribo este post para esas madres, que como yo, disfrutan poco del embarazo y llevan estos males a diario hasta el último día. Para darles mi cariño y comprensión; para decirles que no se sientan solas. Y desde aquí quiero recordar a una madre como ninguna, que pasó un mes ingresada en un hospital madrileño de lo malita que se encontraba. Un 20 de noviembre las enfermeras le despertaron con gran bullicio. Un señor muy famoso había muerto ese día, en el mismo hospital, la misma noche en que esta madre luchaba por salir adelante. ¡¡¡Esperanza!!!! despierta!!!  Él ha muerto y tú has sobrevivido!!!  gritaban las enfermeras mientras le daban palmaditas en la cara.

Me lo cuenta siempre y también el día en que yo nací, meses más tarde, con España rumbo a la democracia.



lunes, 11 de junio de 2012

Celebraciones

Cuando el año pasado vaticiné grandes cambios a la mitad de éste... no me imaginaba cuántos iban a ser. Y de repente han pasado tantas cosas que me sorprende. Es un año de celebraciones y pasos adelante, y sin duda 2012 dejará huella en mi vida. 

Celebro la vida creciendo dentro de mí. Abriéndose paso y dejando su pequeña presencia clara y contundente. Es solamente un grano de maíz en mi interior que me ha sacudido por entera y que al parecer se aferra a mis entrañas; no se va. ¡Qué milagro más grande es el de la maternidad!


Celebro que Entre Mamás esté más vivo que nunca. Que haya tanta gente involucrada con este sueño y que cada una de estas personas me brinde su energía. El sábado celebramos nuestro traslado al nuevo local y mi discurso estuvo lleno de agradecimientos y lágrimas de emoción. ¡Tengo tanto que agradecer a tanta gente! 
Pido disculpas a todos quienes acudieron por mis palabras llenas de hipo y sollozos. Tal vez sean las hormonas, pero sentir el apoyo de la gente que aprecia este espacio es algo que llena el corazón. Gracias por vuestro cariño y confianza. 

Celebro mi cumpleaños. Rumbo a convertirme en una señora... no me siento tal. Pero alguna cana aparece caprichosa y rebelde y me recuerda que la vida pasa. Que raro... yo siento que tengo 20 años. Salvo la talla de los vaqueros, nada ha cambiado. 

Celebro el amor. Tengo a mi lado al hombre de mi vida, a unas hijas maravillosas, a unos padres incansables, una familia unida. A veces no me doy cuenta del tesoro que es poder tener a todos tan cerca, poder contar con ellos siempre. Cruzar la calle y estar en casa de mi hermano y ver crecer a mi sobrino. Coger el teléfono y hablar con mi hermana a cualquier hora, que aunque hoy por hoy esté lejos, siempre está... Recibir amigos, recibir llamadas desde lejanas tierras y saber que estoy rodeada de personas queridas. 

Celebro la salud, la alegría, el compromiso, el verano, los proyectos.... cientos de cosas para celebrar y ser feliz. 

Gracias por ser parte de mi felicidad. 

Claudia






martes, 5 de junio de 2012

Miedo

Dos meses y pico... parecen años.
Los días se me hacen eternos entre náuseas y vómitos de jornada completa. No paro...  Y sin embargo estoy mejor que con los demás embarazos. Espera, (dulce) espera.

Dos meses y pico y es como una frontera. Estaba tan tranquila... de muy mal cuerpo, pero confiada, sin ningún miedo a nada. Y ayer, de repente, al entrar en la ducha y sacarme el pijama: Sangre. 

Primer sentimiento: Terror. Dios mío no. Por favor otra vez no. Llanto. Sollozos incontrolables. En un segundo han pasado por mi cabeza cientos de imágenes y sensaciones. Cientos de momentos de mi vida; pero especialmente, los dos últimos dos meses... han pasado por mi mente como un rayo.  Ha sido como cuando aquella gente que ha estado a punto de morir cuenta: He visto pasar la vida delante de mí. Juro que he sentido eso mismo, pero con  todas las sensaciones y momentos de mis embarazos. Sobre este embarazo. 

Miedo. Miedo no, pánico. Hago una llamada y hablo con mi madre que viene a casa corriendo. Trae a mi padre. Siempre están ahí. Yo no he dejado de llorar. Pero en cuanto entran por la puerta, me calmo. Sé exactamente lo que tengo que hacer. NADA. 

Segundo sentimiento: tranquilidad.

Nada puedo hacer. Si sigue el sangrado... no hay nada que pueda detenerlo. Si no es nada y es una sangre vieja que quedó por ahí, se irá sola. Esperar. No iré a ninguna parte.  Hago otra llamada a una amiga muy querida y me consuela. Me dice exactamente lo mismo: espera, no hay urgencia. 

Espero. Hoy parece todo normal. No hay dolor. La sangre mengua y se convierte en mancha. Lo que tenga que ser, será. 
Una noche antes tuve un sueño que me llenó de angustia. Me nacía una niña y me la quitaban. "Si tu no la quieres, ¿para qué quedártela? nos la llevamos"... pero yo sí la quería. No la esperaba, pero la quería. La quiero. Te quiero bebé.

Junio comienza así. Y me hace revivir viejos temores, tal vez para que no olvide lo frágil que es la vida. Para vivir cada día intensamente y no dejarla escapar.





lunes, 4 de junio de 2012

Premio para mamás (y papás) bloguer@s

Hace un año que participé con una gran ilusión en el concurso de Mamás Blogueras y Felices, auspiciado por Suavinex. Me presenté porque mis hijas se enteraron de que el premio era un viaje a Disney con todos los gastos pagados... y ese era un sueño que teníamos desde hacía tiempo. Así que a última hora, inscribí este blog -que no es otra cosa que el diario de una mamá- para participar entre otro cientos de participantes. 

Primero se eligieron 50 blogs candidatos. Encontrar Papá Conejo-Mamá Piojo en el listado me llenó de alegría y esperanza. Sí... tal vez podíamos ganar. 
¡Y ganamos! 

Fue un viaje maravilloso en el que disfrutamos enormemente de cada instante. Nuestras hijas pasaron unos días hermosos y Papá Conejo y yo nos divertimos como si fuéramos niños otra vez. 

Por eso, ahora que la convocatoria vuelve a salir, os animo a que participéis y os inscribáis en este concurso. Animo especialmente a las mamás que tenéis blogs de crianza con apego a que hagáis el intento. Es algo importante que se conozcan otras formas de crianza, que otras madres puedan acercarse -visitando los blogs participantes- a una maternidad distinta, más instintiva, más cercana. 

Os dejo aquí los enlaces para poder hacerlo: 

Para inscribirse y posteriormente votar (también es novedad respecto al año pasado) hay que hacerlo a través de esta aplicación de Facebook. En este post tienes información completa, así como también en este documento que recoge las bases oficiales del Premio. La fase de recepción de candidaturas se cierra el próximo 6 de junio.

¡¡Mucha suerte!!!!

Cinco

Mi pequeño. Mi dulce amor, bebé hecho de dulce y besos de azúcar. Cinco años que han volado y casi no puedo creerlo. Como si hubiera sido...