domingo, 17 de octubre de 2010

La era de las madres - vaca

La era de las “madres vaca”, así con este insulto se abre el reportaje central de la revista Magazine de El Mundo.

A pesar de haber dicho que no respondería ante un ataque tan provocador, despreciativo e irrespetuoso contra las madres que amamantan, a estas horas ya no he podido contenerme.

Por eso envío esta carta al Director de El Mundo y espero que –ya no que me la publiquen- pero al menos que se añada a los cientos de cartas que seguramente recibirá la autora de tanta barbaridad escrita.


REF: Reportaje Madre o Vaca

Señor Director:

Hacía mucho que no leía tanta falacia junta en un solo artículo. Desconozco cuáles son los intereses al publicar un reportaje tan poco objetivo, tan lleno de prejuicios contra las mujeres que amamantan, tan machista y tendencioso desde la primera hasta la última palabra.

Me refiero, desde luego, al reportaje aparecido hoy en la revista dominical Magazine, en el que ya desde la portada y el titular se falta al respeto a las mujeres que deciden dar el pecho a sus hijos. No sé con qué intención se aportan datos confusos y falsos. Tanto rencor en sus líneas se huele sospechoso.

No es verdad, por ejemplo, que la lactancia materna cause depresiones. Al revés, el organismo materno se refuerza químicamente contra ellas; esta afirmación puede ser fácilmente cotejada buscando la relación de estudios que existen sobre ello, dentro y fuera de nuestras fronteras.

No es verdad que se tenga que comer más para poder amamantar; la mayoría de los medicamentos se pueden administrar durante el periodo de lactancia; las mujeres hipotiroideas, con pezones planos o invertidos también pueden amamantar; en muy pocos casos existe una falta real de leche; la vida laboral es compatible con la lactancia materna, aunque podría serlo más si desde las empresas se incentivara –en vez de castigar- el deseo de amamantar de la madre.

Y desde luego, no es cierto que la lactancia materna “deje en manos de la mujer toda la responsabilidad de la crianza”; esta sentencia, además de ser machista y anticuada, es falsa. No sólo porque la leche materna puede ser administrada por otras vías si la madre se ausenta o descansa, sino porque la crianza no se reduce a proporcionar alimento al hijo nacido. Como mujer, periodista especializada en temas de maternidad, crianza y salud pública, feminista y madre, el reportaje aparecido hoy me insulta, me ofende y desprecia mi esencia femenina.

Saludos,

Claudia Pariente

lunes, 4 de octubre de 2010

Jornada de Lactancia en Puerta de Hierro


He estado en la Jornada de Investigación en Lactancia Materna que organizó el Hospital Puerta de Hierro de Madrid. Una jornada interesantísima en la que los concursantes nos hicieron partícipes de sus conclusiones y datos encontrados, respondieron preguntas y nos dieron pistas para nuevas investigaciones.

Me encantó encontrarme con otras forofas de la lactancia amigas mías y poder comentar, cotillar, aplaudir o dudar juntas de cada una de las investigaciones hechas.

Especialmente me gustó el trabajo que desarrolla Juan Miguel Rodríguez -veterinario y microbiólogo- de la Universidad Complutense de Madrid. La cantidad de información que tiene para dar y la velocidad con la que es capaz de contar su experiencia analizando leche materna, nos da una idea de cuánto bien ha hecho este señor.

Me puso triste el hecho de que no existen patrocinios para llevar adelante más estudios y de que para intentar llevarlos a cabo se necesite un dinero que brilla por su ausencia.

Me gustó que haya tanta gente joven implicada. Cada vez veo más MIRes y Residentes de Matrona en estos encuentros. Les veo con ilusión y con ganas de aportar muchas cosas, aunque no puedo evitar cierta crítica constructiva hacia algunas de las investigaciones novatas... en algunos casos se notó que detrás de la investigación no había (de momento) la riqueza que aporta la experiencia personal.

Hubo una gran diferencia de niveles en las ponencias; tal vez por eso me atrevería a sugerir dos categorías para una próxima oportunidad: Seniors y juniors. Competir entre iguales es siempre más justo.

También hubiera querido que más gente de los grupos de apoyo se apuntase. Vi a pocas madres-al menos mis conocidas-; en su mayoría todos eran personal sanitario y creo que las ponencias podrían ser más ricas si se pudiesen escuchar las voces de las mamás desde el estrado. Creo muy importante que además de los aspectos técnicos, científicos y estadísticos, se aporten aquellos datos que van más allá de la razón y que se hable de la importancia de recibir apoyo, cariño e incluso ayuda logística y doméstica para tener una lactancia feliz.

Ah! y además ganaron mis favoritos:

Un estudio (hecho por una residente) en el que se compara el aporte calórico de la leche materna y en el que habían diferencias relevantes de una madre a otra. Me parece importante continuar con esta investigación porque es todo un aporte y puede servir mucho... (para bien y para mal, me temo)

Y un segundo estudio del equipo liderado por Ibone Olza, sobre la oxitocina intraparto y su relación con las conductas de apego (realmente estaba divido en dos partes y con este título lo he resumido a su mínima expresión).

En resumen, me gustó y repetiré para una próxima convocatoria.

:-)

Un parto triste. Uno más.

Copio y pego, con permiso de la madre, este testimonio.  No he cambiado ni he editado ni una coma para que llegue tal cual es.  Me gust...