jueves, 27 de noviembre de 2008

Asamblea EPENERA - ¡El parto es nuestro!


El sábado anterior, en una jornada "maratoniana" (como dirían en la tele) se realizó la Asamblea Extraordinaria de El Parto es Nuestro. Estuvieron mis ídolas: Ibone, Fran, Ana Polo, Isabel, Azu, Choni, las Martas, Ángela... mujeres tan valiosas que por eso es que no hay dos. Y sentirme cerca de ellas, y ser participe de esto tan grande que están logrando, compartir la comida, las risas y sentir todos los achuchones, besos y caricias... me hace fuerte. Faltaron otras caras queridas, pude ver otras más nuevas pero igualmente apreciadas. Recuerdo a Gabriella, Sonia, Ana Espino, Estela, Stella, María José, Miri, Diana.... podría seguir, pero entonces pero me quedaría alguna sin nombrar y todas son maravillosas.
Helena Eyimi, tan dulce, vino a decirme que estaba feliz de escucharme (me sonrojo!! Si es ella la que da paz!) y recibí tantos abrazos y tantas palabras bonitas que no puedo acordarme de todas; las llevo en el corazón.

La Asamblea nos reunió, nos unió, nos fundió en un sólo abrazo. Salieron propuestas interesantísimas, debatimos, preguntamos. Nos hacía tanta falta poner voz a los sentimientos que alguna lágrima brotó.

Luego la cenita en casa de Stella, con tantas cosas ricas que no pude con todo. Desde aquí mi agradecimiento a la anfitriona por ofrecer tan generosamente tan bello hogar y cocinar tan rico. No hubieramos podido cenar mejor en otro sitio.

Me emociona el resultado obtenido y tanta ilusión que queda. Hay tantos proyectos por hacer y faltan tantas manos! Desde aquí animo a la participación masiva y al ímpetu desmedido, a que emprendamos la tarea que más nos guste y seamos activas del cambio.

Hace poco parecía que "algo que se movía". Hoy puedo dar fe, ya que lo vivo en primera fila, de que no sólo se mueve, sino que va con marcha.
Con la misma marcha de estas mujeres increíbles.

¡¡Chicas, cuánto habéis logrado!! ¡¡Miles de gracias!!



:-)

jueves, 20 de noviembre de 2008

Día internacional del niño

Mientras yo escribo esto, en otras latitudes miles de niños y niñas pasan hambre, frío y están expuestos a la violencia de la guerra, del abandono, del desamparo.


Miles de niños, ahora mismo, son parte importante de grandes multinacionales bajo el trabajo esclavo de la maquila. El engranaje imprescindible de la gran cadena de consumo en la que se invierten cuatro duros y se ganan millones.
Otros tantos son entrenados para matar cuando todavía no se han hecho hombres o mujeres; niños con armas, que matan sin saber bien por qué.

Y otros más, sin importar el sitio en el mundo, que son abusados sexualmente siendo pequeños… aguantando durante años el poder del adulto que le utiliza para satisfacer sus bajas necesidades.
Hoy se celebra el Día Internacional del Niño, conmemorando el aniversario de la Declaración de los Derechos del Niño (que data de 1959), y desde la que poco o nada hemos avanzado hasta ahora. Seguimos aceptando en silencio el dolor de todos estos niños anónimos, sintiéndolos ajenos y lejanos. Tapando el sol con un dedo.

Demás está decir que nuestros hijos son privilegiados. Que para empezar, nos tienen; que ya es mucho. Que tienen acceso a la educación y a la salud de manera automática, que nos les falta un techo ni la comida diaria. Nuestros hijos son niños que tardarán mucho en comprender el significado de la palabra injusticia, porque es difícil darle sentido a algo que no viven. Asistirán al colegio con cierto hastío porque para ellos no es un privilegio aprender, sino una obligación. Podrán elegir el color de su ropa y el juguete más bonito…

Hoy, Día Internacional de la Infancia, me siento triste por todo aquello que no hago, por nuestras preocupaciones simplistas y nuestros problemas de risa. Me siento culpable por sentirme “pobre” en aquellas vacaciones que no tuve y por aquel capricho que no compré. Me siento mal por pensar que no puedo cambiar las cosas y que me cueste tanto hacerlo…
Miro a mis hijas jugar, darse besos y reír, ajenas a mis pensamientos y agacho la cabeza. Quiero criarlas con conciencia; con la certeza de que el prójimo existe y de que es un niño, como ellas. Quiero que crezcan sin hacer diferencias; que sepan que, en el país del que yo vengo, los niños hacen los deberes con pedacitos de lápiz y la luz de una vela. Que caminan durante kilómetros para ir al cole y se forran de periódicos para no tener frío…

En ocasiones como ésta la maternidad duele. Me duelen mis hijos, aquellas dos que nacieron y los que no vieron la luz; los de esas miles de madres que han perdido los suyos, que los tienen sufriendo hambruna y miseria, explotación y olvido. Quisiera poder arroparlos a todos y darles mi corazón… y no puedo. Lloro.
:-(
Foto. BBC
Pegar es otra forma de desprotegerles. Aquí os dejo un vídeo-campaña contra el castigo físico.

domingo, 16 de noviembre de 2008

La Red Canguro ha nacido!!

Llevar a los hijos en brazos es una hermosa y antiquísima práctica universal. Padres y madres de todo el mundo llevan a sus pequeños, les arrullan, les acunan, les dan calor y vida mientras les mecen. Tal vez por eso, hace un tiempo, a un grupo de mamis soñadoras se le ocurrió la idea de crear una Red de otras mamás canguro (y papás) que disfrutan de llevar a sus hijos cerca del corazón.

Esa idea tomó vida hoy: Coincidiendo con la Semana Internacional de la Crianza en Brazos, estas mamás -llegadas de distintos puntos de España- se han reunido para, de manera oficial, constituir la Asociación Red Canguro.

Sus objetivos son, especialmente, fomentar el uso de portabebés y llevar ayuda a quien esté interesado en seguir manteniendo esta tradición. Pero además, sus actividades se extenderán a la formación, la recolección y creación de material en español y el trabajo en relación con otras asociaciones que fomenten la crianza respetuosa.

Para celebrar la semana, la Red organizó una quedada simultánea de papás y mamás canguro en toda España. Particularmente, en Madrid, los festejos incluyeron una marcha por las calles de la capital, un desfile de modelos y modelitos, una rifa con estupendos premios, una exposición de fotos, el establecimiento de mesas de ayuda personalizada en los diferentes portabebés y por supuesto, la presentación oficial de la Red Canguro.

Ha sido un gusto compartir el día con tan maravillosas mujeres, enfundadas en trapos coloridos y diversos, viéndolas trabajar y divertirse, sin dejar por un momento de compartir cada segundo con sus hijitos colgados al cuerpo.

Por eso brindo por vosotras, queridas amigas. Por vuestro sueño hecho realidad y por la larga vida de esta nuestra Red. Gracias por tanto cariño en esta aventura que emprendéis. Salud!

:-)

Algunos medios se han hecho portavoces de este nacimiento:






miércoles, 5 de noviembre de 2008

El poder de la esperanza

Mi hija mayor no comprende mi emoción de hoy. No entiende que vea una y otra vez los noticieros del día que hablan de las elecciones presidenciales de un país lejano.
Obama ha ganado. Esta mañana me he levantado con la noticia en la tele, un gran orador dando las gracias por el apoyo y las imágenes de gente que lloraba emocionada porque, independientemente de cómo sea en el futuro su desempeño como presidente, su victoria representa el triunfo de la ilusión.

Un negro en la casa blanca. Hace unos años podría haber parecido ciencia ficción, impensable, imposible y ahora ahí está. Ha ganado y es una victoria para todos. Lo que empezó siendo un sueño de libertad, cuando Lincoln abolió la esclavitud, hoy es posible. ¡Cuánta sangre se ha derramado para llegar a materializar este sueño! De cierta forma, me alegra de que a mi hijita le parezca lo más normal del mundo que un negro haya llegado hasta allí. Quiere decir que algo, aunque sea minúsculo, está cambiando.

Me es inevitable recordar el bellísimo discurso de Martin Luther King Jr., I have a dream, en aquellos años, todavía tan cercanos, cuando la negritud se castigaba con la separación, el repudio y la violencia. Aún sucede y estamos lejos de ese sueño hermoso... pero quiero pensar que esto es un síntoma y que el hecho de que el país más poderoso del mundo tenga un presidente negro, sea una señal de que sopla un viento de cambio.

Como éste no es un blog político ni mucho menos, dedico este post a Michelle, la compañera de Obama y madre de sus hijas. Él mismo la nombra como "su roca" y artífice de su triunfo en esta carrera. Se ha dirigido a ella así: Yo no estaría aquí si no fuera por el infatigable apoyo de mi mejor amiga, mi compañera en estos 16 años.

A ella ya le habían entrevistado antes. Me ha gustado en especial esta respuesta, cuando le preguntaron cómo se veía como futura primera dama: "Mi principal trabajo seguirá siendo, con toda honestidad, el de madre. ...mi prioridad son mis hijas". “Mi familia para mí es lo primero porque si no podemos criar a nuestros hijos y darles una vida saludable, ¿cómo podrían los ciudadanos confiar en nosotros?”

Porque no hay que olvidar que las cosas nunca suceden solas y que detrás del triunfo de una persona, está siempre el apoyo, el respaldo y el amor de otra. Que nada es coincidencia, que está detrás el círculo que le rodea, el lazo que se llama familia y la voluntad y la perseverancia de llegar hasta donde nos permitan nuestros sueños.

Quizá con todo esto que escribo puedo parecer ilusa. Se que hay también mucha ambición, que el poder es una droga que encandila. Que deben existir miles de intereses creados. Pero... ¿No es maravilloso poder emocionarse con la esperanza? ¿No ese el verdadero poder que cambia el mundo? Hoy se ha demostrado que sí.

Vídeo resumen de I have a dream
Foto de Dailymail UK.

Un parto triste. Uno más.

Copio y pego, con permiso de la madre, este testimonio.  No he cambiado ni he editado ni una coma para que llegue tal cual es.  Me gust...