jueves, 21 de marzo de 2013

Adiós perrita mía

Ayer debía ser un día feliz. Comenzaba la primavera y el sol brillaba. De hecho, hasta era el "día mundial de la felicidad" y parecía que la jornada traería alegrías.
Y sí... durante todo el día tuve noticias felices y por la tarde noche, invité a mi hijas a ver una peli. Al final no pudimos verla y resolvimos irnos a casa y trasladar nuestra fiesta de las vacaciones para el viernes.... 

Miski, mi perra y compañera de Pioja mayor en los últimos diez años, llegó a casa como una bolita de algodón para compensar la soledad del hijo único. En su mínimo tamaño conquistó desde el primer momento nuestros corazones y se hizo querer por ser siempre paciente, dulce y agradecida de todos nuestros cariños y mimos.

La llamamos Miski porque significa "Dulce" en idioma quechua. Desde luego hacía honor a su nombre.
Mientras escribo estas líneas no puedo dejar de pensar en ella y llorar su recuerdo, porque fue una compañera perfecta para mis hijas y siempre alegró el hogar con su presencia.

Anoche, al llegar a casa y abrir la puerta, no hubo ladridos felices... buscamos a nuestra amada perrita y la encontramos tumbadita en la habitación de mi hija mayor. Todavía caliente, pero sin vida. 
No sabemos lo que pasó. Hasta hace dos días estaba perfecta, feliz, comía bien y todo era normal. Ayer por la tarde le notamos la respiración cansada, pero parecía que era el gimoteo que solía hacer cuando le hacíamos mimos. No me alarmé demasiado. Resolvimos llamar al veterinario y llevarla por la mañana a hacerle una revisión. 
No hubo tiempo. Sólo tardamos un par de horas fuera de casa y cuando volvimos no había nada que hacer, salvo llorar su partida. 


Hoy es un día triste. A lo mejor haya gente que crea que un perro no merece tanto amor, ni tanto reconocimiento... pero ella era parte de mi familia y la estamos llorando todos. Es una pérdida enorme para nosotros. 
Perrita querida, nos has hecho muy felices y creo que también fuiste feliz con nosotros. Guárdanos un sitio allí donde estés. Te amamos. 

Gracias por tanto...

Puede sonar raro, pero soy una enamorada de las tetas. Y si me conoces, me habrás escuchado decir que si existe un dios, a lo mejor se llam...