sábado, 14 de noviembre de 2015

Parir de cine: "lo normal"


Ingerimos partos. Casi sin querer. A la hora de la cena o cuando vamos a desayunar. Los vemos al lado de nuestros hijos e hijas. Sin censura previa. Entre garbanzo y noticiero.

La televisión, el cine, la publicidad, las revistas, nos bombardean con dosis de "normalidad" a diario. Se normalizan los puntos que deben darnos, lo quietas que tenemos que estar, trapos azules y verdes. 
Queremos ser "colaboradoras". Nada de gritar, que eso no es de señoras. Tumbadas desde luego. ¿Sino cómo?

Nos morimos de emoción viendo una y otra vez partos "normales". Bebés sanos y salvos a pesar de todo y madre invisible. 

Se nos cae la lagrimita con los anuncios de seguros médicos. Vivimos como nuestros los partos de la tele; el primer bebé del año en medio de enfermeras y médicos comiéndose las uvas. Qué ilusión. Qué bonito todo.  

Y parimos, claro. En partos educados. Cómo hemos visto siempre. Como hemos aprendido que es.
Que debe ser. "Lo normal".




martes, 10 de noviembre de 2015

Nos mueren... desde el primer día.

Nos nacen.
Nos visten de "colores de niña"
Nos enseñan a no sentarnos así, sino asá.
Nos enseñan a ser "señoritas".
Nos enseñan a ser princesas.
Nos dicen de no ser "marimacho"
Nos advierten de no tocarse ahí.
Nos venden barriguitas a las que paren. 
Nos regalan barbies con cuerpos imposibles.
Nos vuelven "sexys" con cinco años.
Nos ocultan los cambios de nuestros cuerpos.
Nos explican que "hay que cuidarse".
Nos cuentan que no hay que "provocar".
Nos advierten de no andar solas, ni de noche
Nos discriminan.
Nos pagan menos.
Nos venden sangre menstrual azul.
Nos venden revistas de cómo gustarle a él y volverle loco.
Nos hacen protagonistas-objeto de programas en la tele.
Y en la prensa, y en carteles. Nos compran. Nos venden.
Nos casan. Nos cazan.
Hombres mujeres y viceversa

Nos paren.
Nos callan

Nos mueren 

Nos culpan.
Nos ignoran.
Nos olvidan.



El amor maternal

Parece increíble que sea preciso recordar de dónde venimos y cuáles son nuestras necesidades básicas. Que algo tan sencillo como nacer a lo...