sábado, 16 de febrero de 2008

Y empezamos:

El porqué de la familia Conejo-Piojo
Cuando conocí a Papá Conejo y no sabía nada de él, no pasaba por mi mente que siendo tan diferentes acabaríamos enredando nuestras vidas. Era todo como un juego que en algún momento se descalabró y dio paso a la seriedad de estar juntos de verdad, casi sin darnos cuenta.

Un día, por esas cosas ociosas que una hace, me fijé en el horóscopo chino y esto era lo que ponían de él: Comprensivos, sensibles, bondadosos, perseverantes, cariñosos, tranquilos.
Era Hugo, el conejo. Mi Conejo.

Pero mi relación era de tres. Desde el primer día hubo un tercero entre nosotros.
Una luz que me cambió la vida cuando era adolescente y que venía en el pack "Clau".
Desde el primer día, con esfuerzo y amor... pero sobre todo con la enorme generosidad de mi amado, construímos este nido.

Un día... otra lucecita alumbró el camino. Mi hija mayor hablaba de su hermana; preguntaba cómo era y yo le decía: es así de pequeña... como una piojilla.

Y claro, si lapequeña es piojilla, La mayor: Pioja. Y yo mamá Piojo, no?
Y la familia Conejo - Piojo es como es. Cada uno diferente y todos complementarios. Cada uno un poco conejo y otro tanto piojil... por algo somos familia. Una familia feliz.

1 comentario:

Martha dijo...

Hola!! Clau creeme que me has puesto a llorar.... Tus palabras son tan reales, tan sinceras, tan llenas de sentimientos cálidos que no dejo de identificarme en todo lo que dices, Felicitaciones por ser una mami tan especial para tus hijas. Gracias por abrirnos las puertas de tu diario, está genial!!!


Un saludo de Martha madre de David (2o) meses.

El amor maternal

Parece increíble que sea preciso recordar de dónde venimos y cuáles son nuestras necesidades básicas. Que algo tan sencillo como nacer a lo...