miércoles, 7 de noviembre de 2012

Tercer trimestre. Piojilla dibuja

No he olvidado el blog... tengo varios post a medias y cientos de ideas... pero al mismo tiempo sé que voy contra reloj y debo dejar un montón de cosas "sobre ruedas" antes del gran día. 
Hay expectativa en todos. Especialmente en las niñas, que no dejan de acariciarme la barriga y de soñar con el hermano que llevo dentro. 
Hoy Piojilla me enseñó un dibujo que había hecho en clase (me emocionó tanto que me lo llevé a casa...) y que quiero compartir hoy con todos: 


Cada lunes, en el cole, los niños hacen un panel de "noticias" donde cuentan qué cosas han hecho interesantes en el fin de semana. Piojilla viene a diario a Entre Mamás, no sólo por estar conmigo, sino a participar de las actividades que hacemos. 
Así que este lunes contó en su clase su visita a Entre Mamás e hizo este dibujo. Es el logotipo del espacio. Un dibujo que hice hace unos años y que tiene historia. 


Os la cuento: La de rosa soy yo, la muñeca roja mi hija mayor y la de amarillo, Piojilla.  Hice este dibujo mientras acompañaba a una mamá embarazada, la muñeca de celeste. Es un dibujo de hace años y entonces me dibujé un bebé imaginario en mi bandolera verde de Hoppediz. No podía pensar que el bebé sería "real" años después.... y que este dibujo se convertiría en el logotipo del proyecto que ocupa mi mente y mi corazón. 
Ese bebé, que asoma la cabeza y que entonces no estaba en mis planes, está aquí... no le queda nada para ver la luz, pero aunque todavía no "esté fuera de su cascarón" ya se nota su presencia en casa. Piojilla es quien más siente que pronto una presencia pequeñita le quitará algo de su protagonismo. Nos lo dice a veces y otras se pone ñonita y empieza a hablar como si tuviera menos años. Celos... 

Por eso este dibujo hecho por ella me ha llegado al corazón. Hay cosas que no se pueden decir, por políticamente incorrectas. A los seis años un niño ya se da cuenta de ello y de que hay cosas que es mejor callar, pero inevitablemente salen en sus dibujos y creaciones. 

Me resulta imposible no recordar mis propias experiencias como hermana mayor. Especialmente la llegada de la última, la pequeña... que me destronó de manera definitiva con su nacimiento y con la que me llevo la misma cantidad de años que se llevarán Piojilla y su hermano. No lo tomé bien y lo recuerdo como si fuera ayer. Pero pasa. Con los años te das cuenta de que en eso consiste ser hermanos: en aceptar, en amar y también pelear y estar en desacuerdo. Una. Mil veces.

Y bueno... ¿Os fijáis en qué es lo que falta en el dibujo hecho por ella? Piojilla ha "olvidado" al bebé de la bandolera verde. Simplemente no está. Que duro tiene que ser para un niño enfrentarse al hermanito que llega... saber que falta cada día menos. Yo también tengo mis miedos, yo también siento que éste será un gran momento para todos y no puedo evitar sentir vértigo. Quiero abrazarla mil veces y decirle que nada va a cambiar, pero sería engañarla un poco. En fin.... sólo queda esperar. Piojilla... te quiero. 






2 comentarios:

Silvana Barlocci dijo...

No lo veas como algo negativo, mírale el lado bueno, tendrá una persona más a quien amar, quién la acompañará a lo largo de su vida, y la ayudará en momentos duros...será sangre de su sangre y confiará en ella como nadie, un hermano es el mejor regalo de por vida que te hacen tus padres....
un beso grande y te deseo excelente parto !

Estrella dijo...

Ya veo, aunque creo que ella está dibujando lo que ha hecho esta semana, "adaptando" el logo y no "copiandolo" y el bebé del fular... aún no está en el fular!!! Tiene que disfrutar de sus últimos meses de reinado!!!

Niños

Cuando nos enteramos de que habían atentado en Barcelona, mi hija mayor y yo estábamos en una zona igual de concurrida y turística, pero e...