sábado, 2 de abril de 2016

El cojo le echa la culpa al empedrado

Acabo de ver esta noticia en el muro de IHAN que a su vez, comparte desde Evidencias en pediatría el siguiente titular: Los niños nacido por cesárea toman menos lactancia materna.




Click en la imagen para ver el artículo completo


Cesárea y lactancia. Uyyy dos temas tabú juntos. 

Me froto las manos porque no puedo evitar hacerme mil preguntas. Aquí, solo algunas para abrir debate y tratar de contestar si de verdad podemos ser tan rotundos. Que yo no soy científica ni lo pretendo. Y que además, no pongo en duda el hecho de que nacer por parto vaginal, y de forma deseable en un parto normal (que luego hay partos y partos...) es desde luego, lo más saludable para todos. Hecho científico comprobado. Ya. ¿Y si nos abren la tripa? ¿No sería mejor estudiar cómo apoyar y ayudar a aquellas madres cuyos hijos -no importa el por qué en este post- nacen por cesárea? 

Ya que hablamos de cesárea, hemos tenido en cuenta 
todas las variables? 


- ¿Cuál fue la indicación de cesárea en cada caso?
- ¿Cuáles son las indicaciones -en general, para programar una cesárea? 
- ¿Cuántas de ellas se programaron y por qué?
- ¿Deseaban amamantar todas las madres? (dato muy importante! independientemente de como haya sido el nacimiento). 
- ¿Se hizo piel con piel en todos los casos? Con la madre? Con el padre? Con nadie?
- ¿Estuvo la pareja o alguien de la confianza de la madre acompañando el momento? ¿En la reanimación estuvo junta la nueva familia? 
- ¿Fueron los niños separados de sus madres? ¿Si es así, cuánto en cada caso? 
- ¿Se les bañó y vistió?
- ¿Se ofreció ayuda-consejería-apoyo a las madres que deseaban amamantar? Personalizada? Por cuánto tiempo? ¿Ofrecida por quién? ¿Antes de la cesárea? Después?
- ¿Se ofreció información sobre lactancia a todas las madres? 
- ¿Existe un grupo o espacio de apoyo a la lactancia con cierta continuidad, dentro del hospital y abierto a las madres en general? 
- Recibió la madre algún tipo de presión para amamantar? (tipo: Amamantar es lo mejor, pero si tienes problemas, búscate la vida?) 
- Al salir del hospital, tuvo la madre acceso inmediato a personal cualificado para solucionar sus dudas de lactancia? Por teléfono? Por mail? En su casa? Tuvo que desplazarse hasta el hospital? (recordad que tenía una cesárea!) 
- Tiene el hospital un listado de papel que se ofrezca a todas las madres con todos los grupos de apoyo de la zona? ¿Lo tiene colgado en su web? ¿Es fácil de encontrar?
- ¿Se ofreció biberones a las madres? 
- Se les dio biberones a los bebés? Si es que sí, con consentimiento de la madre?  Se les informó a las madres de los riesgos de la alimentación artificial? ¿Firmaron un consentimiento informado, teniendo en cuenta de que debe ofrecerse LA como si fuera un medicamento?
- ¿Tenían todas las madres el mismo tipo de acceso a la información existente en redes? Me refiero al contexto social, familiar, cultural... 

En fin... preguntas que me hago en un sábado normalito. 

Lo siguiente que voy a comentar es solo un dato empírico:

A más madres conozco y mientras más ocupo mi tiempo en el acompañamiento, más convencida estoy de que, salvo que la madre se empeñe y por sus ovarios no tire la toalla, o salvo cuestión de suerte, prácticamente TODAS (aquí da igual el tipo de nacimiento) sufren una gran soledad en el posparto, y la lactancia es un camino lleno de dudas no resueltas. Lo milagroso es que aún así, con esa ausencia absoluta de manos amigas, tengamos estas tasas de lactancia (fabulosas, teniendo en cuenta el contexto) porque en la mayoría de los casos cada mujer debe sacarse ella misma las castañas del fuego. Y encima nos quitan las medallas! ¡Si somos las madres las que logramos amamantar prácticamente sin ayuda oficial!

No existen consultas de posparto bien entendidas (y si existen, por favor, haga una lista y ofrezca ese recurso!! déjelo aquí, gracias!) en las que las madres puedan -además de saber "cómo van los puntos" horror, de horrores- pasarse allí una o dos horas aprendiendo, practicando la teta si quiere amamantar, siendo escuchada y especialmente: apoyada en sus decisiones. 

La maternidad es un camino con piedras. Por favor, no nos pongáis más vosotros. 




No hay comentarios:

Efecto mariposa

No sé si con el paso de los años me estoy volviendo ñoña... pero cada vez valoro más la rutina, la normalidad, el que nuestras vidas sean ...