lunes, 9 de mayo de 2016

Volver a lo esencial

Volver a lo esencial
Dicen que cada siete años termina un ciclo y empieza otro.



Falta un mes exactamente para que Entre Mamás cumpla, oficialmente, siete años.  Cuando le di vida a este proyecto no tenía en mente que se convirtiese en lo que hoy es. Mi única aspiración era reunir madres. Formar grupos de apoyo mutuo y servir de plataforma para el intercambio de experiencias, dudas y momentos “entre mamás”.  Acompañar la maternidad. No había más detrás de ello…

En mi intento de perseguir este sueño y conciliar mi vida con mi entonces pequeña Piojilla, decidí dejar el despacho en el que trabajaba, en el que estaba tan cómoda (todo hay que decirlo...) pero que no me permitía ponerle alas a mi creatividad y ser dueña de mis decisiones.

Me lancé con miedo pero con decisión a este proyecto vital, en un momento en el que “la crisis” no se veía venir. Con el tiempo el proyecto inicial se fue haciendo más complejo y trabajoso. No solo en su mantenimiento, sino en el desarrollo de cada detalle; he llegado a trabajar 20 horas diarias para que funcione tal y como se ve actualmente; sin hablar de los sacrificios de tiempo y calidad de atención a los que he sometido a mi familia.  De repente, me había enredado tanto en tantas actividades y gestiones administrativas que no tenía horas para nada más…

El 19 de marzo desperté con una noticia que me hizo parar en seco, ver desde la distancia el punto en el que me encontraba y reflexionar sobre si de verdad era esto lo que deseaba hacer. Y no. No lo es.  Sigo creyendo que la razón fundamental, el objetivo real de un sitio como Entre Mamás, es crear redes. Ofrecer apoyo y acompañamiento a las madres que lo necesiten y para ello, no necesito hacer todo lo que venía ofreciendo el espacio hasta ahora.

Por un lado, porque desde que nacimos, otros espacios y lugares similares han aparecido y la agenda de actividades para mamás se repite y satura en muchos barrios de Madrid. No deseo competir con eso… especialmente con todo el trabajo que genera y porque quien me conoce, sabe que siempre intento hacer las cosas bien y desde luego, en el marco de la ley. Es muy difícil competir con quienes ofrecen lo mismo (a veces, copiando sin pudor hasta los nombres de los talleres u ofreciendo a mis colaboradoras tentadoras ofertas) a precios más bajos –no entiendo cómo… o prefiero no saberlo- y en condiciones más que dudosas.

Pero principalmente porque me resulta incoherente predicar sobre lo importante que es estar cerca de nuestros hijos y tener un horario que no me permite ofrecerles el tiempo de calidad que deseo o estar en mi casa temprano y en muchas ocasiones tener que llegar después de las 9 de la noche.

Volver a lo esencial se hace imperativo. Filtrar todo aquello que me estaba restando energía para lo primordial en el proyecto EM  y para mis proyectos profesionales propios, que también son muchos; delegar trabajo, reducir a su antigua esencia el sueño Entre Mamás y dar impulso a aquello que considero la verdadera fuerza del proyecto. Y por supuesto, ofrecer a mi familia más y mejor tiempo compartido. Tiempo de verdad.

Así que hay cambios. Muchos. De estructura y forma. Pero especialmente la continuidad de aquello que no se ve y que de verdad creo importante:

  • ·    El acompañamiento y apoyo a la maternidad por medio de grupos de apoyo gratuitos.
  • ·     La oferta de los mismos espacios a otros colectivos de madres con situaciones complejas en barrios diferentes. Para ello, impulsar los proyectos que ya tenemos y que se coordinan desde el departamento de Intervención Social que dirige con mucho acierto mi compañera y amiga Laura Soto. Reproducir estos proyectos en diferentes zonas de la Comunidad de Madrid y España con la participación de empresas privadas y sus respectivos departamentos de RSC.
  • ·       La realización de actividades y talleres propios de Entre Mamás dentro del espacio y como meta para la siguiente gestión, reproducirlos en otros sitios de Madrid a los que seamos llamadas.
  • ·        La participación activa de la comunidad Entre Mamás con más ofertas de debates y encuentros on line para Madrid, España y Latinoamérica.
  • ·        Contribuir activamente en el movimiento vecinal de nuestro distrito, como organización en reuniones y círculos de participación ciudadana e impulsando los  proyectos y servicios existentes del barrio, con temáticas de familia, mujer, maternidad, crianza e infancia.
  • ·        Potenciar la visibilidad de estos temas en otras esferas: universidades, foros de debate, congresos, instituciones sanitarias y otros en los que solemos ser invitadas.
  • ·        Potenciar la colaboración con otras instituciones en temas de mujer, maternidad, infancia y crianza para proyectos comunes y objetivos similares.
  • ·        La formación en acompañamiento a la maternidad para fortalecer la red establecida hasta ahora, trabajar para profesionalizar la labor de la doula  y crear espacios con mujeres formadas con nosotras y comprometidas con nuestra filosofía y hacer.
  • ·        Continuar ofreciendo nuestro espacio de acompañamiento en la primera  infancia  para permitir la conciliación de las familias que confían en Entre Mamás para ello y fortalecer su participación activa en la comunidad EM. 
  • ·        Fortalecer la red de sanitarios con la que contamos para seguir ofreciendo a las familias contacto con profesionales expertos y con nuestra misma línea de trabajo.
  • ·        Consolidar nuestro convenio en el Máster de Intervención Psicosocial de la Universidad Autónoma de Madrid, por medio de nuestra oferta de prácticas. Abrir este mismo convenio a otras universidades.
  • ·        Impulsar el proyecto “emprenmamás” para fomentar el emprendimiento femenino, especialmente en lo tecnológico.


Todo esto necesita mucha concentración y energía. Trabajo de escritorio y una infraestructura diferente. Por ello, el 30 de junio será el último día que abramos el local de la Calle Mantuano 19, al que con tanto amor dimos vida para ofreceros tantas y variadas actividades.

Desde ahora y durante el mes de julio seguiremos ofreciendo apoyo y acompañamiento a través de nuestras redes, estaremos como invitadas en otros espacios (por ejemplo el 24 de mayo estaremos en el Hospital de Móstoles), realizaremos entrevistas a las familias interesadas en nuestro proyecto “mamá de día en Entre Mamás” (al que pronto cambiaremos de nombre; es una sorpresa!)  y preparando nuestra nueva casa.


Por mi parte, estaré presente en distintos espacios ofreciendo talleres de comunicación para la salud: el 23 y 25 de junio en Pamplona (LACTA 21) y del 28 al 30 de junio, en los cursos de verano de la Asociación Española de Comunicación Sanitaria en el Campus de la Universidad Carlos III. De igual manera, seguiré acompañando individualmente a las madres que me contacten durante el verano, dando forma a todo lo que se viene y disfrutando del clima que más me gusta junto a mis hijos y marido.



Me doy cuenta ahora de que esto es mucho más ambicioso de lo que soñé un día. Pero tengo claro que no quiero perder de vista aquello que fue la semilla de todo. Tengo claro qué es lo que quiero hacer, en qué quiero invertir mi tiempo y cuánto deseo ver crecer a mis hijos sin perderme de nada.  ¡La vida es tan corta!

Quiero hacer de esto algo útil y estoy convencida de que se puede trabajar desde la ética, el no intrusismo y la honestidad, sin hipotecar la calidad de lo ofrecido. Es muy duro sacar adelante todo esto sin vender mi alma a nadie.

Quiero poder sembrar el mismo espíritu en otras mujeres con el mismo sueño. Acompañar y ser acompañada.


¿Me acompañas?


4 comentarios:

María Pérez dijo...

Querida Claudia,
Me emocionan tus palabras. Hacía tanto que no encontraba a alguien tan leal a sus principios en el trabajo que ya casi se me había olvidado que se podía. Después de mucho periplo y de conocer profundamente el trabajo de asociaciones y ong, para mí entremamas es de los pocos, poquísimos rayos de luz que fulminan la mediocridad y la mentira imperante. Das tanto desde la humildad, desde la autenticidad, desde tanto esfuerzo. Gracias con mayúsculas por levantarte mil veces a pesar de caer, por enseñarnos tanto, por hacer que nos sintamos una red en sororidad solo con cruzar una puerta y recibir tu sonrisa. En entremamas me siento a salvo, respiro aliviada. Descansa mi alma al sentir la esencia tan leal y tan pura del espacio y de tí. Larga vida a entremamàs. Maria Perez Aporta

María Pérez dijo...

Querida Claudia,
Me emocionan tus palabras. Hacía tanto que no encontraba a alguien tan leal a sus principios en el trabajo que ya casi se me había olvidado que se podía. Después de mucho periplo y de conocer profundamente el trabajo de asociaciones y ong, para mí entremamas es de los pocos, poquísimos rayos de luz que fulminan la mediocridad y la mentira imperante. Das tanto desde la humildad, desde la autenticidad, desde tanto esfuerzo. Gracias con mayúsculas por levantarte mil veces a pesar de caer, por enseñarnos tanto, por hacer que nos sintamos una red en sororidad solo con cruzar una puerta y recibir tu sonrisa. En entremamas me siento a salvo, respiro aliviada. Descansa mi alma al sentir la esencia tan leal y tan pura del espacio y de tí. Larga vida a entremamàs. Maria Perez Aporta

000 dijo...

Claudia, espero que no dejéis el barrio. Sois ya una parte importante de el. Muchas gracias por todo.

Esther Jimenez Barrio dijo...

Claudia. Te acompaño. SIEMPRE

Niños

Cuando nos enteramos de que habían atentado en Barcelona, mi hija mayor y yo estábamos en una zona igual de concurrida y turística, pero e...