lunes, 14 de diciembre de 2009

Y... vos sabés...

Un día de diciembre, fui la primera en enterarme de que mi hermano y su mujer estaban embarazados. Fue una alegría inmensa. Planeamos cómo decírselo al resto de la familia y los Conejo-Piojo fuimos cómplices del anuncio, de su búsqueda hacia un nacimiento respetado y del feliz parto que tuvieron luego.
Pongo la versión censurada (%%&&?$) porque tiene letra, (el original es mucho más bonito) como un agradecimiento por hacerme partícipe de algo tan íntimo. Y se la dedico especialmente a mi hermano: que ha descubierto la paternidad con apego y a quien, a pesar de su metro ochenta y dos y su natural escepticismo, le ha ganado el instinto. Y ahí está... abrazando, besando, acurrucando, inventando nanas a su cachorro, volviéndose niño cada vez que le tiene en brazos...
Para tí hermano: Vos sabés!
(para escuchar mejor el vídeo, puedes poner en stop la música del blog. Baja hasta el final de la página y haz un click en el cuadrado negro)



3 comentarios:

JP dijo...

Gracias por dedicarme un post, ser papá hace que me reinvente con cada sonrisa que mi pequeñin me da. Ser padre te cambia (por lo menos a mi) que soy un "padrecasimadre".

Alifrancis dijo...

Ayyyyyyyyy pero que vídeo más bonito.

Me ha encantado.Es precioso.Y la frase "soy un padrecasimadre" me ha llegado al alma,mi marido un día dijo algo parecido.

Os felicito por ésa familia que tenéis.

Un beso enorme y felices fiestas a todos.

El Mundo de Ariadna dijo...

que hermoso video de los fabulosos!!gracias! y felicidades por esa familia!

Efecto mariposa

No sé si con el paso de los años me estoy volviendo ñoña... pero cada vez valoro más la rutina, la normalidad, el que nuestras vidas sean ...