jueves, 3 de diciembre de 2009

Adviento, calendarios e ilusión

Primeros días de diciembre...

Para nuestra familia la Navidad es una época que se espera con muchísima ilusión. Se hacen dulces típicos de dos países diferentes; se mezclan tradiciones de las culturas que conocemos y de otras que hacemos nuestras; adornamos la casa entera, nos llenamos de chocolates y buenos deseos. Las niñas han preparado ya sus cartas con la lista de sus deseos y esperan con ansia la noche del 24.

Por eso, y para ir avanzando la cuenta atrás, hemos empezado el mes haciendo nuestros calendarios de adviento. Pioja y Piojen intercambiaron calendarios y papá Conejo y yo ayudamos a Piojilla a hacer el suyo propio. En estas fotos se pueden ver nuestras "hechuras":

El calendario de Pioja es una gran cuadrado rojo en el que se deben ir colocando las bolsitas encontradas y un pergamino (hecho en un folio blanco, pintado con café y con los bordes quemados para que parezca viejo) en el que ha puesto 24 pistas diferentes para que Piojen encuentre un pequeño tesoro diario.

Por su parte, Piojen ha fabricado para Pioja, un campo verde lleno de ovejas forradas de algodón y árboles. Cada oveja, cada estrella, cada árbol e incluso el pastor, esconde una cajita en la que viene la sorpresa del día. Todo ha sido dibujado a mano por ella misma.
.

.
El calendario de piojilla es un árbol de cartón - dibujado y cortado por Papá- pintado con acuarelas por Piojilla. En ella hemos puesto pequeñas cajitas forradas de rojo y bañado todo en purpurina verde.
Y así, día a día, las tres niñas de casa buscan la sorpresa escondida y cuentan un día menos para la Navidad. ¡Qué poquito falta!

No hay comentarios:

Cinco

Mi pequeño. Mi dulce amor, bebé hecho de dulce y besos de azúcar. Cinco años que han volado y casi no puedo creerlo. Como si hubiera sido...