viernes, 1 de enero de 2010

Bienvenido 2010

Como está tan nuevecito, vamos a darle una oportunidad. Que a la hora de las uvas, he tenido que repetir deseos. Me han sobrado unas cuantas (me las he comido todas pidiendo dos veces lo mismo...) y eso es buena señal. No tengo muchas cosas que pedirle a la vida: tal vez más paciencia, pero creo que de eso escasea. Me conformo con salud para todos y si quiere ser generoso, que la crisis pase de largo y ni se acuerde de nosotros.

¡¡2010!!! ¡¡Qué numero!! Todavía me suena a "futurístico". Recuerdo que cuando tenía unos 12 años nos dieron de tarea realizar un proyecto sobre nuestra ciudad hacia el año 2000. Parecía entonces tan lejano y ya le sobran 10 años al nuevo milenio.

Y es que me estoy haciendo una señora... uffff. Piojilla dice que "mamá es una chica" y protesta cuando alguien me llama señora. Es como si fuera casi un insulto. Pero no puedo escapar a la realidad: en el último mes me encontré una cana. ¡¡¡Una canaaa!!! Lo peor no fue eso, sino que cuando se lo comenté a la Pioja diciéndole en broma: mira, esta cana me salió de pelear con vosotras... ésta me dijo como lo más natural del mundo: Qué va mamá, que te estás haciendo mayor. Plop. Esa sentencia sí que me envejeció al instante.

De momento no tengo arrugas (o una, que se quiere mucho, no se las ve...) pero muchos días tengo una cara de cansada que no se me quita ni con 10 horas de sueño. Creo que la llegada de Piojilla me ha hecho "madurar" de golpe -no quiero decir envejecer- y además de no recuperar la talla de antaño, un cierto espíritu marujil se apoderó de mí.

Bueno, no quiero ser pesimista.... que acabamos de empezar: Por supuesto que me siento joven y me encantan mis vaqueros. Y no es que sea aburrida... ¿Qué culpa tengo de preferir ver la tele al lado de mi amor, en vez de ir por ahí de marcha?? Con el frío que hace...

Sigo siendo la misma. Que sí. Cuando escucho los hits de los 90's vuelvo a la adolescencia y mi hija mayor me mira como a lunática mientras toco mi bateria imaginaria junto a Nirvana. Y tenía un lado romanticón: Vuelvo a soñar con que soy la incondicional de Luis Miguel (pobrecillo... que entra ya en los 40; no debería quejarme) y los NKOTB y no me canso de buscar en el youtube las canciones de "mis tiempos".

... "¡¡mis tiempos!!" Pero no son los años. No. No son mis 33 abriles los que me advierten que ya pasaron los años mozos, sino los exuberantes "casi 15" que me dan los buenos días. Tengo amigas de 33 que son casi adolescentes; que acaban de casarse o que ni piensan en ello. Que se saben los 40 principales porque van a la disco, no porque los cante su hija a voz en cuello...

Suspiro...
Pioja me mira divertida, me acusa de poco moderna y se ríe de mis calcetines con circulitos de color rosa y mis zapatos de niña pequeña. Yo me los pongo porque son cómodos y porque esa soy yo; no porque no quiera envejecer.

Piojilla me consuela. Para ella soy lo más y sólo quiere Mamá. Encima ha entrado en una etapa de "bebé" y de repente llora, no sabe hablar, ni andar y pide mimos. Con los demás es toda una "niña-mayor", habla en un perfecto castellano (con zetas y todo) y es totalmente independiente. Pero si entro en escena... ayyyyyy. Es como apretar un botón y salen todos los males juntos (siempre delante de quien menos debería).

Creo que ella también se da cuenta de que se está haciendo mayor y de que no hay vuelta atrás. Está "enmadrada" dirán algunos. Pozi... pero dura tan poquito la infancia que habrá que aprovechar, no? Luego me verá con otros ojos y en diez años, también el espejo será menos bondadoso conmigo...

Feliz nuevo año. ¡¡Bienvenido 2010!!

La viñeta es de la excelente humorista Maitena.
:-)

1 comentario:

Alifrancis dijo...

Yo tengo la misma edad que tú.Y aunque todavía no tengo ni una cana yo últimamente también pienso mucho en lo pronto que pasa el tiempo.

No me creo que ya tengo 33 años,no sé.Cuando era pequeña las mujeres de 33 años eran completamente ya unas señoras mayores.Y a mí me llaman señora y me entra una cosa por el cuerpo uffffffffff.

Pero hija,¿qué quieres que te diga? estamos divinas y punto.Y yo también prefiero quedarme en mi casita.Ya me recorrí todas las discotecas en su tiempo.

Y ya sabes,si ves alguna más,para éso están los tintes.

Un beso muy grande de Ali y Francis

Niños

Cuando nos enteramos de que habían atentado en Barcelona, mi hija mayor y yo estábamos en una zona igual de concurrida y turística, pero e...