sábado, 16 de enero de 2010

Haití desaparece

La noticia del terremoto en Haití me ha superado. ¡¡Cuánto castigo!! Es como si no se tuviera bastante con ser pobre... y no puedo dejar de pensar en que aquellos que han sobrevivido, lo han perdido todo, han perdido a todos.
La magnitud de la tragedia me afecta enormemente porque se trata del 1er país más pobre de América. Bolivia tiene un sitio parecido en el ranking de los pobres... y si pasase algo similar, desaparecería igualmente.
Me llena de tristeza la cantidad de niños solos, de madres huérfanas de sus cachorros, de gritos, de desolación de miseria sumada a la miseria y la noche oscura: confundiendo olores a muerte, gritos lejanos, miedo, tristeza y desesperación.
Me apena todo esto. Pero además me llena de ira que no tarden los carroñeros en hacer de la tragedia humana su negocio. Que los bancos impongan comisiones sobre el dinero donado; que Nestlé done -¡¡qué solidarios!!!- miles de dólares en leche de bote, a pesar de que los organismos internacionales como UNICEF recomienden no hacerlo. Mención aparte merece la insolidaridad de los pueblos hermanos. Qué fácil es pedir solidaridad para nosotros, cuando somos los que cruzamos el charco.
Haití desaparece, "Haití no existe"... ¿Existió alguna vez?
Hoy leí en el país una crónica que abre los ojos a esa realidad tan lejana. Quería compartirla y por eso dejo este enlace.

3 comentarios:

marta dijo...

Ninguna palabra describe la desgracia humana que selectivamente nos muestran por la tele, porque lo que hay de verdad es mucho peor.

Anónimo dijo...

He visto en las noticias imágenes que no me puedo sacar de la cabeza. Es tan terrible que es muy difícil comprender, y no se me ocurre forma de ayudar. Cuando he visto criaturas tan peques solos en las calles y pienso en el proceso largo, costoso y tedioso que tienen que superar los padres que quieren adoptar, no puedo entender que no haya fórmula burocrática que una, casi de inmediato, a todos los que necesitan una madre y todas las que necesitan un hijo.

Merche-mamasita33

PATRY dijo...

Me parece incleible todo lo que ha pasado. Parece una pelicula de terror, el país mas pobre de America...
No tengo palabras de verdad, mas de una vez se me han caido la lagrimas viendo la televisión y la impotencia de no poder hacer nada.
Yo hace unos dias ya di mi pequeña y diminuta donación, que no dudo que volvere hacer otras. Pero me veo impotente porque se que no es suficiente. Si estuviera en otra situación me encantaria ir y poder ayudar en lo que fuera, aunque solo fuera escuchar a las personas que lo han perdido todo..
Desde mi rinconcito (mi blog) intente hacer un llamamiento, si ha servido para que solo una persona de las que me han leido hayan donado tan solo 1 € ya me siento satisfecha.
Un bso

Cinco

Mi pequeño. Mi dulce amor, bebé hecho de dulce y besos de azúcar. Cinco años que han volado y casi no puedo creerlo. Como si hubiera sido...