viernes, 20 de mayo de 2011

Preguntas Piojillescas

Piojilla ha entrado en el mundo del preguntón pisando fuerte. Ya no le valen las respuestas simples y responderle requiere una concentración especial y, desde luego, una búsqueda previa e investigación exhaustiva de lo preguntado. No os imagináis todo lo que estoy aprendiendo al buscar respuestas a sus interrogantes.

  • ¿Qué son estos hilos verdes qué tenemos en los brazos? (las venas)
  • ¿El cerebro es como una cuerda enredada en la cabeza?
  • ¿Cómo nacen los plátanos si no tienen semillas?
  • ¿Si nos morimos qué pasa?

Y también sus propias conclusiones:

"Dios es un bebé con alas"
"Si las chicas con chicas se pueden casar, podemos casar a Miski (mi perra) con Luna (la perra del vecino) para que tengan hijitos" (esta conclusión mereció que le contase cómo se hacen hijitos in-vitro... todavía no sabe –lo sospecha- cómo se hacen en versión natural)
Y así...
  
Releo los post de hace unos años, y repaso con ternura otros tiempos. Cuando perdió su chupete absorbido por mi bruja aspiradora; cuando la llevé por primera vez al "cole"; y aquella noche víspera de su tercer cumpleaños, cuando la miraba dormir... Piojilla se ha hecho mayor.
Y su pequeña cabecita no hace más que bullir con energía: piensa, piensa; vuelve a pensar. Descifra y cuestiona. Averigua, acierta, interpreta… todo en segundos. Y luego dice algo brillante y… a otra cosa mariposa.
  
Es el prodigio de la mente infantil. No de la mente infantil de mi hija, sino de la de todos los niños de 5 años. SI LES DEJAN.
Este es el momento de dejar que su imaginación vuele, que sus ansias de aprender sean satisfechas. Que busquemos junto a ellos la información que nos piden y que aprendamos a su lado todo aquello que nunca imaginamos.
La mente de un niño está repleta de ideas fantásticas. Si coartamos ese interés con tareas repetitivas, con sentencias como “no te salgas de la raya”, “las margaritas no son azules”, “ No se hace así, se hace asá”… en poco tiempo ese interés por aprender y ese afán de investigar se apagará.
El cole, tal y como está concebido actualmente, es el gran destructor de la imaginación y del potencial de nuestros hijos. Sin embargo, y a pesar de ello, podemos hacer mucho por fomentar su interés. Llevarle a sitios diferentes, comentar lo que se ve en la tele, hacer preguntas y buscar las respuestas en internet con ellos, construir figuritas, dibujar, hacer manualidades…. En suma, dedicarles tiempo de calidad.
Mantener vivo su ángel inquisitivo es cuestión de voluntad. No de exámenes complejos ni de textos aburridos… no de cientos de horas de clases extraescolares. La educación de calidad empieza en casa.

Para leer:

Para ver:

4 comentarios:

Carol dijo...

Tienes toda la razón, hay que contestarles todas sus preguntas, lo mejor que podamos, y con sinceridad, y hay que permitirles utilizar su gran imaginación.
Gracias por el vídeo.

Pilar dijo...

Buenisimo post! mi hija de cinco años es igualita!!!
"¿por donde se tiran pedos las sirenas?"
"Me voy a casar con una chica para que cada una pueda tener su propio bebé"
"¿y qué hace papa noel todod el año sin trabajar?"
Me encantaría que el sistema educativo fomentara esa curiosidad, pero pienso igual que tú, hace justo lo contrario.
Pero bueno, en cas intentamos compensar lo que podemos :)
Pilar

Cristina dijo...

Que bueno es tu post.
Los niños son increibles y sus preguntas más.

Con tu permiso voy a poner un enlace a nuestra web, de compra venta de artículos de bebes entre particulares.
http://www.losbebes.org

Clau707 dijo...

gracias a vosotras por vuestro comentarios. Creo que la imaginación y la creatividad de nuestros hijos es un regalo que no debemos perder sino incentivar.
Cuando Piojilla empezó a elegir cómo vestirse a mi me chirriaban sus combinaciones, sin ningún sentido de la "estética" acostumbrada.
Un día que iba de morado, amarillo, verde, puntos, rombos, moñas, botas de agua y sombrilla... le pregunté: Piojilla, no estás muy colorida? Por qué no te pones otra cosa? El vestidito azul que te compré?
Y ella me contestó: Mamá, no ves que estoy vestida de arcoiris?

Nunca más me he vuelto a meter con lo que elige ponerse y mi única guía para sugerirle algo es el clima... luego, va vestida de ella misma :-)

El amor maternal

Parece increíble que sea preciso recordar de dónde venimos y cuáles son nuestras necesidades básicas. Que algo tan sencillo como nacer a lo...