domingo, 16 de junio de 2013

El gobierno venezolano quiere obligar a las madres a amamantar



Con este titular amarillo y tendencioso, El País y Antena 3 abren las portadas de las noticias internacionales de hoy.

En cuanto leí el titular, que me fue enviado por varias personas a través de redes sociales y correo electrónico, me escandalicé. ¿Cómo es posible que se pueda obligar por ley a amamantar? Y sobre todo, ¿cómo es posible que las mujeres permitan esto?

En el subtítulo: La Asamblea Nacional votará el martes una ley que castiga la publicidad de fórmulas lácteas y biberones y prohíbe la prescripción de suero a recién nacidos. Y entonces paro las orejas. No es una prohibición a las madres….

Y entonces, leí la noticia completa y entendí que se trataba simplemente de una manipulación periodística para despertar el caldeo de ánimos de madres amamantadoras contra no amamantadoras, abrir la polémica y una vez más abrir el debate madre versus madre.

Como periodista y experta en relaciones internacionales y salud pública, y como madre formada en lactancia materna,  el titular me resulta ofensivo, mentiroso y de una inconsciencia suprema. Y deja ver hasta qué punto el politiqueo  barato puede entorpecer el legítimo ejercicio de soberanía y protección de la salud de las madres y bebés de Venezuela.


La leche materna NO es lo mejor. No tiene múltiples "beneficios". Es la norma biológica, la normalidad.
Es la leche artificial la que conlleva riesgos

He leído la ley de 2007, las posibles reformas y otros documentos sobre  protección de la lactancia en Venezuela  y no hay ningún artículo, ningún párrafo en el que pueda leerse que amamantar vaya a ser impuesto como norma a las mujeres del país. Pero lo que sí se hace, es lo que se debería hacer en todos los países: crear una normativa para poner a raya a las multinacionales, fábricas de sucedáneos de alimentos infantiles y otras empresas que lucran poniendo en riesgo la salud de niños y niñas en el mundo. Las reformas son básicamente un añadido de sanciones contra las prácticas que entorpecen la lactancia. No se prohíbe el uso de chupetes y biberones, como se da a entender: se prohíbe a las empresas publicitarlos en medios de comunicación.

No es ni mucho menos la primera iniciativa de este tipo. Existe por ejemplo, un código internacional de sucedáneos  que se supone debe ser aplicado en todos los países adheridos a él. No es Venezuela el primer país latinoamericano en proteger la lactancia materna por ley; países como Panamá y Bolivia tienen leyes de protección de la lactancia.

En regiones como estas donde las diferencias económicas y sociales son abismales, la protección de la lactancia puede ser una cuestión de vida o muerte. En países como el nuestro la leche defórmula no deja de estar exenta de riesgos como bien puede observarse en los cientos de estudios y documentos que existen al respecto y que dejan ver claramente, que sin importar el estatus económico, social o cultural del niño alimentado con leche de fórmula, este puede correr los mismos riesgos cuando no es amamantado. Por ello, en hospitales de vanguardia –y hablamos del Estado español- los padres de un recién nacido al que se le va a administrar leche de fórmula, deben firmar un consentimiento informado, aceptando y haciéndose responsables de los riesgos a los que se somete el bebé siendo alimentado con sucedáneos de leche materna.

Es responsabilidad de todos los gobiernos cuidar de las personas dependientes, en este caso los niños y niñas, futuros ciudadanos. Y por ello aplaudo esta iniciativa y cualquier otra que promueva la salud de nuestros pequeños, sin importar los colores ni los movimientos ideológicos que estén detrás de dichas propuestas.







RIESGOS DE LA LACTANCIA ARTIFICIAL


DIFERENCIAS ENTRE LA LECHE MATERNA Y ARTIFICIAL 

8 comentarios:

Mamá por bulerías dijo...

Ya estaba flipando! Mil gracias por aclararlo!
La verdad, me parece genial que se proteja la lactancia materna y que se prohiban publicidades de fórmulas, pero de ahi a castigat a las madres como yo había leído...
Un beso!

Susana Sussmann dijo...

Hola, Papá Conejo. Yo soy venezolana. Es cierto lo que dices, yo también leí el proyecto de ley, que en realidad es una actualización de la ley vigente del 2007 con nuevas multas. Y como está yo la apoyo. Pero quiero que sepas cuál fue la razón de estos titulares que llamas tendenciosos. Todo comenzó con la diputada Odalys Monzón, quien dio una declaraciones en las que decía textualmente que con esta nueva ley se prohibirían los biberones y las fórmulas de leche para lactantes, salvo en casos de necesidad clínicamente demostrados. Lo dijo, te puedo conseguir el video si quieres. Yo lo vi. Luego tuvo que salir otra diputada a decir que la ley no decía nada de eso, y como ya salió a discusión pública, todas hemos podido leerla y quedarnos más tranquilas.

Susana Sussmann dijo...

Perdona el comentario adicional, me olvidé de marcar que me enviara avisos de las respuestas!

Anónimo dijo...

Ole Claudia,
Que bien lo has explicado

Claudia dijo...

Hola Susana! Supongo que te refieres a este vídeo:
https://www.youtube.com/watch?feature=player_embedded&v=oikcD8j0aII#!

Creo que se sacan de contexto sus palabras o al menos, lo entiendo así: cuando habla de prohibiciones creo que quería referirse a los sanitarios que ofrecen biberones y su conexión con las transnacionales; no se habla de prohibir a las madres en ningún momento.
Los titulares son tendenciosos y ofensivos. Como periodista no se puede poner un titular así sin más... salvo que exista algún interés detrás (que puede ser político o económico...).
No conozco a la señora en cuestión ni quiero hablar sobre el contexto político porque creo que no es materia de este blog. Creo sinceramente que los venezolanos están de enhorabuena modificando y endureciendo la ley de 2007 y que debería ser un ejemplo para el resto de países, de igual forma que la ley de violencia obstétrica.
un saludo
Claudia

Susana Sussmann dijo...

Después de haber leído el proyecto de ley en cuestión, que no es más que la actualización del tamaño de las multas de la actualmente vigente, por supuesto que la apoyo. No es que sea mucha enhorabuena, ya que no agrega nada a la del 2007. Pero es una buena ley.

El problema está en que ese documento no era público al momento de las declaraciones de la diputada. Yo vi las declaraciones completas. De más está decir que las vi idénticas en medios con posiciones políticas opuestas. Y ella, si bien no habló de multar a las madres, sí dijo que se prohibiría la importación, fabricación, distribución y venta de leche de fórmula y de biberones. El país sufre una crisis de divisas terrible, ya que estamos importando el 70% de nuestros alimentos y otros productos de la cesta básica. Por tanto, desde el punto de vista económico, no era descabellado creer en esta diputada.

Estos titulares suenan tendenciosos ahora. Pero cuando fueron publicados sólo reflejaban palabras de una representante del Gobierno. Luego que se dio a conocer el documento, los titulares se ajustaron de inmediato.

Los vídeos de YouTube, en cambio, sí son tendenciosos. Porque están recortados.

Claro que si mi palabra no basta, lamentablemente no tengo video de las declaraciones completas para probarlo.

Claudia dijo...

No, Susana, no digo que no te crea. Te creo. A lo mejor la señora dijo eso. Y a lo mejor se equivocó. Pero una cosa es la opinión pública que pueda crearse de una opinión individual -como en este caso- y otra la investigación de la realidad que DEBE hacer un periodista antes de lanzar un titular como ese.

Un profesional de la comunicación no puede permitirse un error como ese... salvo, claro está, que no sea un error sino una acción deliberada con el fin de manipular la información que va a difundir.

Esa es la diferencia :-)

Idy Quintero dijo...

Claudia y esa es la razón "el fin de manipular la información que va a difundir".

Soy venezolana y no es primera vez que los medios de comunicación atentan con el pueblo, desinformando y manipulando a las personas. Por eso siempre trato de informarme de las cosas desde muchos puntos de vistas.

Creo que la Ley es muy buena. Y ademas en un país en donde no todos podamos comprar una de esas formulas, que cada vez son mas caras, se promueva la UTILIZACIÓN DE LECHE MATERNA; ya que es muy importante para el desarrollo de los bebes... aun mas que todo este tipo de formulas.

Creo que es un gran avance por parte del estado venezolano en apoyo de las Madres venezolanas, así como otras diferentes leyes que han rescatado los derechos de la mujer.

Mi opinión
¡Saludos, Idy!

Efecto mariposa

No sé si con el paso de los años me estoy volviendo ñoña... pero cada vez valoro más la rutina, la normalidad, el que nuestras vidas sean ...