sábado, 3 de octubre de 2009

Fiesta de nacimiento

Para quienes estilan hacer un bautizo la "primera fiesta" del bebé y familia suele ser esa. Para quienes no lo hacemos, es un poco difícil ponerle nombre a la reunión de "presentación en sociedad" del pequeñín que ha nacido. Así que me referiré a este día como "La fiesta de nacimiento".

Realmente, de lo que se trata, es de una pequeña excusa para contar al mundo lo felices que estamos todos con la llegada del piojín; lo orgullosos que están los papás, lo ilusion
ados que están los abuelos. Que peleamos todos un poco por tenerlo en brazos, por arrullarlo, por oler su olorcito a bebé y darle doscientos besitos.

Os lo cuento: Este fin de semana mi hermano y mi cuñada han festejado la llegada al mundo de más pequeño de la familia. Para esta ocasión, además de ponerse guapísimos, se han esmerado en hacer todo tipo de tapas, tartaletas y comiditas en miniatura... cientos y cientos de ellas (todo hecho en casa.... tan rico!) y una sabrosa tarta de chocolate como postre.

Como invitados han estado las matronas: Juanjo y María. También Marce, compañera de Juanjo. Algunas amigas del mundo del parto, otras del mundo canguro, otras del mundo mamá: éramos el lado "hipi-guay". En la sección "solteros y otros amigos", otros tantos chicos acapararon la mesa de las comidas y nadie les movió de allí en toda la noche. Muy buen sitio, desde luego.
También estaba la sección "doctores y ramas anexas" en las que se ubicaron mis padres, los médicos jefes de mi cuñada y otras tantas personas del mundo sanitario. Podrían parecer los más serios, pero eran los que más bromas hacían. Éramos un grupo diverso y divertido y sólo hubo silencio cuando los papás festejadores anunciaron a todos que iban a discursear:

Con toda emoción, dieron las gracias por la presencia y nos explicaron que su ilusión era poder reunir a toda la gente importante en sus vidas para poder presentar al bebé y contarle algún día cómo fue la fiesta de su nacimiento. Para mi es una felicidad ser parte de ese grupo selecto.

Festejamos hasta altas horas de la noche. Los niños -hijos de todos- corrían como locos de un lado a otro y finalmente abrimos los regalos, como si fuera navidad. Fue una hermosa fiesta y cuando sea mayor se la contaremos y le enseñaremos las fotos del día en el que le dijimos: ¡¡Bienvenido al mundo!!

En la foto: Luciano, bello durmiente.

3 comentarios:

Alifrancis dijo...

Me alegra que os lo pasárais tan bien en la fiesta de nacimiento.

Todavía nos debes una foto del pequeño piojín.

Me encanta ver que sois y estais muy felices.

Un beso muy fuerte de Ali y Francis

sonia dijo...

Preciosa idea, me ha encantado!! La llegada al mundo de un bebé se merece una celebración por TODO lo alto, cualquiera lo sabe, verdad? Tomo nota para el bebé que me viene en camino porque aunque me gustaría bautizarlo creo que una fiesta como la que cuentas es genial. Qué alegría se nota en el modo que lo cuentas.

Clau707 dijo...

Muchas gracias hermosas! He puesto una fotito que me ha enviado mi cuñi. Me lo como!!!

muacs

El amor maternal

Parece increíble que sea preciso recordar de dónde venimos y cuáles son nuestras necesidades básicas. Que algo tan sencillo como nacer a lo...