lunes, 21 de mayo de 2012

Querida Eulalia...

LaVanguardia




Leo entre risas tu exposición, llena de culpas, sobre lo "imposible " que es amamantar a un niño más allá de los 4 meses para aquellas mujeres que trabajan. ¡Cuánta ignorancia y falta de visión! ¡Cuánto prejuicio!

Leyéndote, y vista la imposibilidad que encuentras, las debo conocer a todas. Incluyéndome, ya que amamanté a la primera de mis hijas hasta los dos años, trabajando y estudiando a la vez... Por no ir muy lejos: Tengo una vecina, cuyo hijo mamó hasta los 3 años; iba a recogerlo al cole y allí mismo el niño tomaba su merienda directamente del "bote": el pecho de su madre. Ella -trabajando en una multinacional con horario partido y viviendo en la otra punta de la ciudad- jamás tuvo problemas para amamantar el tiempo que quiso. Por cierto, tiene un pecho precioso. Ahhh y en esa misma multinacional, varias igual. Podría dar tantos ejemplos de mujeres que trabajan, que tienen cargos "ejecutivos" y amamantan, que aquí estaría horas contándotelo. Porque pareces dar a entender que amamantar es de mujeres de las de antes, como tu abuela, y no... no somos todas así. De hecho, en general y según muestran las estadísticas, las mujeres que logran amamantar más de 6 meses, son mujeres que en su mayoría tienen estudios universitarios y carreras profesionales. 

Y digo logran, porque a pesar de que todos pechos femeninos están diseñados para el amamantamiento, no todas las mujeres logran vencer todas las dificultades, obstáculos, malas caras, miradas y críticas. Son articulines como el tuyo, que sin ningún tipo de rigor científico se atreven a hacer declaraciones sobre lactancia, los que minan la confianza de las mujeres. 

Si... conozco muchas mujeres que dan el pecho y tienen una carrera. En el grupo de apoyo por ejemplo: corredoras de bolsa, arquitectas, maestras, funcionarias, empresarias, periodistas, directoras de casting, actrices, pediatras, sociólogas, ingenieras de caminos, estadístiscas... 

¿Mujeres excepcionales? En absoluto. Mujeres que se informan y que reciben apoyo de su entorno. Mujeres que desean dar el pecho. 

¿Qué cómo le quedarán los pechos luego a la mujer que amamanta? ¿Esa es tu preocupación? ¡Qué superficial! y que falta de conocimiento sobre tu propio cuerpo denotan tus preocupaciones. 

Pues igual que a la que no amamanta y se embaraza. O a la que engorda y adelgaza. Es el cambio de peso lo que cambia el pecho y no el amamantar en sí. Pero tú, témele a algo aún más inexorable: La gravedad y por supuesto el tiempo. Sí Eulalia... a ti también se te caerá el pecho, es cuestión de año más, año menos. 

Vaya feminismo aquel que se preocupa por unas "tetas bonitas" para enseñar... Que poco hemos avanzado si de eso se tratara todo y con cuanta soltura y ligereza puede firmar cualquiera en un periódico de tirada nacional. Penoso. 


8 comentarios:

Anónimo dijo...

5 años de lactancia y trabajando desde los 6 meses de mi hija. Y tengo un pecho estupendo... dicho por otros, no por mi :)
Azucena.

Susana FR dijo...

2 años de lactancia, trabajando desde los 7 meses de mi hijo, en ningún momento tuve problemas para continuar con la lactancia a pesar de estar fuera de casa 8 horas al día o más. De la belleza de mis pechos ni hablo porque me parece de poco feminista darle tanta importancia a un aspecto tan banal ;o)

Silvia Durá dijo...

Amén, Claudia!!

Anónimo dijo...

Oliver tiene exactamente 3 anjos y medio y mama antes de dormir. A Pauli le di hasta los dos y medio. Lactancia prolongada? no, no, lo normal, la otra lactancia es la rara, la lactancia "interrumpida".

MARTA dijo...

Las 'tetas bonitas', igual que 'el cuerpo bonito' creo que son aquellos que reflejan las diferentes etapas de la vida. Mi cuerpo bonito y estilizado de los 18 no tiene nada que ver (y no es más ni menos bonito) que el cuerpo rotundo que he alcanzado a los 30. Y ahora, en el 7º mes de mi primer embarazo siento a mi cuerpo volverse potente y generoso, como creo que es mi enfoque actual (fruto del cambio). Y me encanta que mi cuerpo evolucione conmigo. Y sueño con el día en el que mi bebé ande agarrado al pecho, un pecho que siempre ha sido minúsculo y que ahora está pleno... seguramente para volverse de nuevo pequeñito después... para cuando lo mire a mis 40... a mis 50 y siga viendo la vida que afortunadamente ha pasado por ellos permitiéndome disfrutar de tantas y tantas etapas preciosas que la salud, sobre todo la salud de mi cuerpo, me permita afrontar.

como bien dices... amamantar es una opción, algo que te surge de dentro o no te surge. es genial poder elegir, y es de agradecer que quienes lo deseamos hacer tengamos información documentada y bien fundada, no a artículos sesgados. es la información realista y sensata la que nos permite ser libres y escoger.

besitos, clau.

Anónimo dijo...

muchas gracias por tu texto,muy lúcido y muy claro.
Yo amamanto a mi hijo mayor que tiene 5 años,su hermano pequeño ha mamado hasta los 18 meses.Una lactancia en tandem maravillosa,que me hace sentir poderosa y orgullosa.Y todo ello siendo trabajadora a tiempo completo en turno de noche y además familia monoparental. Y también estoy orgullosa de mis tetas que han cumplido la función para la que están diseñadas.
mluz

GLORIA dijo...

Guau Clau, como siempre directa y clara....gracias.
Guillermo mamó hasta casi los dos años y medio, cuando yo estaba embarazada de su hermana. Empecé a trabajar a las 16 semanas, nunca fué un problema, más allá de que yo queria estar en mi casa, claro.... Con ángela que ya tiene 20 meses empecé a trabajar a las 20 semanas y tampoco ha sido problema. El gran problema de las personas que hablan de esto con ligereza es la ignorancia. Si cree que soy como mi abuela, una mujer de antes, me honra. Ojalá no hubiesemos perdido nuestro poder y nuestro lugar, al lado de nuestros hijos, criandolos y haciendo lo que mejor sabemos hacer.....nunca ningun "trabajo" me ha gratificado más que estar con mis hijos.
Probablemente esa mujer se sienta superpoderosa, detrás d esu portatil escribiendo ése artículo, creyendo que es una supermujer porque trabaja y le publican en un periodico, pero a mí me parece tan sólo una mujer preocupada por sus tetas y por perder su falsa libertad.....sólo le diría; siente tu útero,siente tu fuerza, descubre la mujer que eres, siente tu poder........
Besos

Mamá empanadilla dijo...

Pues aquí otra trabajando desde los 5 meses de mi hija pequeña y con 18 meses de lactancia (y lo que nos queda)
Pero es una lástima leer cosas como estas; porque cosas así me hicieron creer con mi mayor que realmente no se podía amamantar más allá de la incorporación al trabajo. Y la falta de información hizo que se destetara con 6 meses. Cuanta falta hacen más testimonios de mujeres que demuestran que si, se puede amamantar el tiempo que se desee, pero siempre con información clara y veraz.

El amor maternal

Parece increíble que sea preciso recordar de dónde venimos y cuáles son nuestras necesidades básicas. Que algo tan sencillo como nacer a lo...