martes, 16 de junio de 2009

A esto me refería...


Muy buenas: Este es el tipo de comentarios irrespetuosos que tengo que aguantar día tras día. En este caso de un anónimo, pero en otros, pues de la gente que me rodea. Voy a responder un poquito (podría extenderme páginas enteras citando bibliografía seria), simplemente porque considero que no responder sería mal educado.

El debate es bueno cuando está bien llevado... pero como se puede apreciar, la mayoría de la gente hace críticas de este estilo: sin fundamento científico, sin respeto ninguno, con agresividad y en la posición de juez. No tengo que justificarme ante nadie; esta es mi opción y estoy muy segura de ella. Pero con estos dos posts quiero animar a todos aquellos padres que no están seguros; que se dejan llevar por su instinto y sienten que están deliquiendo.

Pongo un ejemplito: Hace poco una pareja vino a casa con un bebé recién nacido y cuando les hablé de los que el Comité de Lactancia de la AEP promueve: lactancia a demanda, tener al bebé cerca y no dejarle llorar, suspiraron aliviados y me dijeron: ¡Pensábamos que lo estábamos haciendo mal! ¡Ha sido como nadar contra corriente...! ¿cuántas lactancias se van al garete por consejos bienintencionados?

Suelo ser más empática, pero el tiempo hoy está llluvioso y me pone de mal humor jeje ;-)

Allí va:


"¿¿Cómo que pariste al natural?? (...)tengo miedo al dolor."

Sinceramente no consigo entender la incongruencia del argumento. ¿Tienes miedo al dolor y pares al natural? Sin palabras.
----------------
Clau: Te parece incongruente porque desconoces el tema. No me imagino parir con oxitocina a chorro, inmovilizada por la epidural, sin poder pujar, con kristeller, etc etc. Pasar luego por meses de “inhabilitación” por fórceps, ventosas o maniobras extrañas. Tengo experiencia en ello y día a día tengo que escuchar historias de terror. Por cierto, no en todas partes se pare como se pare en España.

Aquí, un vídeo con las recomendaciones de la OMS sobre como debería ser un parto. Vídeo


----------------
"¿Duermes aún con Piojilla? Sí. Me encanta. (...) La Pioja mayor durmió en mi cama hasta que un día prefirió su habitación... Ah! Y no; no tengo problemas "de intimidad"." Esta mañana he leído un estudio que ha demostrado que los niños tienen un sueño menos profundo, se despiertan con mayor facilidad y no descansan igual cuando a partir de los 12 meses aún duermen en la misma habitación que los padres. Podría decir que la actitud tuya de no querer despegarte de tus piojas es egoísta pensando solamente en lo que a ti te gusta sin pararte a contemplar si realmente es también bueno para ellas. Dormir con tus piojas en la misma cama y no tener problemas de intimidad cuesta bastante de creer. Cuando quieres compartir el lecho a sólas con tu esposo ¿qué hacéis con la pioja?
------------------
Clau: La mayoría de las sociedades del mundo colecha. No existe ningún estudio científico que demuestre que compartir habitación con los hijos sea malo ni que descansen menos; de hecho es al revés (te remito a la página 233 del Manual de Lactancia Materna de la Asociación Española de Pediatría y te rogaría que seas más específica en el estudio que tu mencionas). Desde luego, no se trata de una decisión egoísta porque estamos todos felices y comiendo perdices. Sobre la intimidad: ¡Me parece una pregunta bastante fuera de lugar! ¿preguntas a todo el mundo cómo y dónde? Se puede hacer el amor de mil formas y en mil sitios... qué aburrida tendría que ser mi vida íntima si sólo se redujera a la cama. Por lo demás, allá cada uno con sus prejuicios...

Sobre colecho.
--------------------------
"No la llevas nunca en carrito? Casi nunca... me gusta poder andar a su paso, descubrir los tesoros que ella ve (...). Cuando voy con más prisa le subo al pouch, bandolera, mochila o lo que tengo a mano en ese momento. "Lo de no usar el carro puede demostrar el tener una espalda de hierro y no tener necesidad de usarlo. De todas formas creo que llevar a una pioja de unos tres años a cuestas no deja de ser un chocante. Sería como ver un piojo de 7 años aún con el chupete puesto. Quizás estés en contra de toda tecnología y vayas también a lavar los pañales de tus piojas al río por no usar la lavadora. Curioso caso.


Clau: Como bien digo: mi piojilla anda. Yo camino a su paso. Cuando tenemos prisa o se cansa la cojo en brazos, pero para no molerme la espalda (como muchos padres que veo cogiendo al hijo con una mano y empujando el carro con otro), me la pongo en un portabebés. Una vez más: Casi todas las sociedades del mundo llevan a sus hijos en brazos. No salgas de estas fronteras porque entrarás en shock. Por qué debería ser chocante ver a una niña de 3 años en brazos y no es chocante ver un niño de 3 años en carro? ¿Hace cuánto se inventó el carrito? No estoy en contra de las tecnologías, desde luego, sino no escribiría un blog. Ah! y tener pañales de tela es muy ecológico.

Portabebés en el mundo
----------------------

Si hay algo claro en esta vida es que los niños necesitan límites. El ejemplo que nosotros les damos es valioso pero no podemos basarnos en ello en exclusividad. Hay que ser conscientes que en la vida surgen mil situaciones en las que no podemos darles un ejemplo claro y en el que hay que marcar el punto en algún sitio.


Clau: ¿Me podrías dar un ejemplo? Claro que podemos basarnos en ello con exclusividad. Los niños son personas competentes desde que nacen. Sobre ello hay un hermoso poema escrito hace muuuuchos tiempo: Los niños aprenden lo que viven. Búscalo en Internet. (es muy conocido, copio y pego el primer enlace que encontré) Ver poema
--------------------
"¿¿Le diste de mamar hasta los dos años?? Sí. Creo fervientemente en que la leche humana es buena para los humanos, y no deja de ser buena nunca. Y, como diría una amiga querida: Más vale la leche de su madre a la que conoce de toda la vida, que la de una vaca desconocida. :-)"Quizás me equivoque, ojalá, pero de tus palabras deduzco que si la leche es buena o mala, escasa o abundante, te da bastante lo mismo. La que disfrutas con el acto eres tú. Interpretalo como quieras.

-----------------


Clau: Este comentario deja ver bastante ignorancia sobre lactancia materna. No existe una leche mala; son pocos los casos de leche insuficiente y casi siempre tienen solución (y si no, explica como sobrevivió la humanidad antes de la aparición del biberón). y la leche de vaca jamás es equiparable a la leche humana; lo ponen en los envases de fórmula y en toda la publicidad que existe sobre el tema.

Lo que dice la AEP: Lactancia prolongada
----------------------
"Eres una activista! Absolutamente. Creo que la indiferencia es uno de los peores defectos."Que alguien no se pase el día entero hablando del monotema absoluto que para tí es la maternidad no creo que signifique que sea indiferente. Simplemente no va por la vida enarbolando la bandera de la maternidad como si antes de ser madre no hubieras sido persona.


Clau: Son indiferentes aquellos que no tienen una causa personal, sea cual fuere. Cada uno tiene su propia causa. Esta es la mía. Como éste es un blog de maternidad y crianza, hablar de la crisis política en Irán no tendría mucho sentido. Pero te aseguro que estoy capacitada para debatir sobre ello también; si quieres, probamos.
---------------------
"Vas de hippie/progre/sabionda por la vida: No es que sea hippie, soy alternativa :-) Me gusta ir en zapatos planos porque amo la comodidad y bastante "aseñorada" voy de lunes a viernes."Por el aseñoramiento que dices que llevas de lunes a viernes deduzco que trabajas de alta ejecutiva o algo así. Si es así leete el estudio que te he comentado más arriba porque creo que descartas los estudios que no te interesan y aplicas sólo aquellos que quieres. Habría que ser más imparcial y aplicar los unos y los otros independientemente de que se adapten a lo que queremos en esta vida.
-----------------------
Clau: ¿Que tiene que ver el trabajar de corbata con leer más o menos? ¿Con tener una forma de vida u otra? ¡Esos son prejuicios! No descarto ningún estudio con evidencia científica suficiente. Para poder leer lo que mencionas tendrías que darme una referencia exacta, imparcial e irrebatible. No sirve de nada un estudio sobre lactancia materna subvencionado por Nestlé o un estudio sobre sueño patrocinado por “duerme-tisán”

(cuando digo Nestlé, digo cualquier marca de leche... es simplemente una cuestión de "conflicto de intereses". La marca duerme-tisán no existe ;-) me la he inventado)

------------------------------------
"¡Eres tan radical! Soy una radical. Sí. Para mí estos temas no son un dogma; tienen respaldo científico. Soy una radical de la ciencia. Esa es mi fe"

Ser radical de algo nunca es bueno, se pueden tomar posiciones pero siempre desde una vertiente moderada, pero ¿radical? ¿extremo?¿es eso lo que quieres enseñar a tus piojas? Luego nos echaremos las manos a la cabeza.
------------------------------------
Clau: No tengo crisis existenciales respecto a lo que pienso y hago. Me considero una radical de la ciencia porque no me dejo influir por los comentarios de la vecina y su sabiduría popular y tomo en cuenta lo que dicen los expertos sobre estos temas. Crío a mis hijas con apego y de momento vamos bien. No juzgo a quien quiera hacerlo de otra forma como acabas de hacer tú.

Sobre mi forma de criar: Tengo una hija de casi 14 años con la cabeza muy bien situada, así que tan malo no tiene que ser. Por cierto: ¿Eres mamá?

12 comentarios:

La que duerme con su marido dijo...

No soy anónima. Soy "La que duerme con su marido". Si quieres te doy mi nombre pero te dará igual porque no nos conocemos.

Tengo dos hijos (y por tanto he pasado dos partos) y jamás me han puesto oxitocina a chorro, no me he sentido inmovilizada por la epidural, sino relajada y tranquila, no he tenido meses de inhabilitación, ni se han utilizado conmigo fórceps ni maniobras extrañas. A lo mejor no eres tú la rara, sino yo y todas las madres que me rodean, porque esas experiencias no las hemos vivido ninguna.

No soy yo quien comenta en un blog sobre mi intimidad, sino tú. Yo no hubiera preguntado nada si tú no lo hubieras mencionado. Tampoco creo que tengas que enseñarme cómo y dónde hacer el amor. Te repito que a lo mejor la rara soy yo y los que me rodean, pero para la intimidad necesito que mis hijos no estén a mi alrededor y, en mi caso y en el de la mayoría de los adultos que trabajamos, eso sucede cuando están dormidos.

¿preguntas que hace cuándo que se inventó el carrito? Pues muuuuucho tiempo. Como tantas otras cosas que nos facilitan la vida, y que han desterrado a otras formas de hacer las cosas que, hoy por hoy, han quedado obsoletas. Pero no te voy a dar más argumentos, porque con lo de los pañales de tela te has retratado.

Efectivamente, los niños aprenden lo que viven. Pero no me creo que tu casa sea ese lugar idílico y como de cuento que muestras en el blog. Es imposible. Y si es cierto, me encantaría ser tu vecina o tu compañera de trabajo, porque debe ser la pera el aura beatífica que te debe rodear.

De lo de la leche materna, ni te comento. Sí, es muy buena, perfecto. No sé en qué trabajas, qué horarios tienes ni qué tipo de vida llevas, pero yo desde luego no hubiera podido dar de mamar a mis hijos durante dos años (o más). Y no me ha importado lo más mínimo. Han crecido sanos, fuertes y felices. Y mis pechos están perfectos. ¡Ah! Y para tu información, antes de que se inventaran los biberones, cuando una madre no podía amamantar a su hijo se buscaba un "ama de cría", que era una señora recién parida y con leche suficiente para su hijo (aunque a veces éste había muerto durante o poco después del parto) y para el de otra mujer. Cuando llegaron los biberones, eso se acabó.

Lo siento, creo que soy una "indiferente" de las que tanto odias. No tengo una causa por la que luchar a capa y espada. Es por eso que estoy amargada y frustrada y me dedico a fastidiar tus maravillosas teorías vitales.

Acabo de descubrir que también estoy siendo vilmente engañada por Nestlé. ¡Con la confianza que me inspiraban todos sus sesudos estudios! Gracias, Claudia, por abrirme los ojos a la verdad.

Respecto a lo de que eres una radical de la ciencia, me mondo. ¿Qué eres? ¿Ingeniera nuclear? Si tú no te dejas influir por los comentarios de la vecina, yo no me dejo influir por los tuyos, y todos tan contentos. En realidad, con esos comentarios a los míos, demuestras poca tolerancia por la opinión de otras personas. Se vé que encajas bastante mal la crítica.

Lamento no pertenecer al grupo de tus acólitas, pero es que, sinceramente, no me creo la vida de color de rosa que pintas en este blog. Digo yo que hasta Teresa de Calcuta tenía días malos, cosa que por lo visto a ti jamás te sucede, ni a tu amoroso y simpático marido, ni a tus adorables hijas que no te dan un problema y que te adoran, etc.

Clau707 dijo...

:-)

Te mando besos... aunque como bien dices no nos conozcamos.
Creo que no hace falta decir nada más.

Naela dijo...

nadie tira piedras a un árbol que no da frutos....

Besos interoceánicos ;)

(por cierto, tu autoentrevista me ha dado una idea, luego te cuento)

Naela, la que duerme con su marido... y sus dos hijas también!!!:P

LuLú dijo...

Yo si quisiera decir muchas cosas, pero te quiero y te admiro mucho Claudia, no vale la pena empañar un espacio tan bonito por una causa perdida.

Por cierto, yo he crecido en un hogar asi de utópico como el tuyo, con un padre que no era el mio, nos adopto cachorros y nos amo como propios, mi madre no recibio mas que amor, mucho amor, y cuando recibes amor, lógico, irradias amor. Mi hermana menor (hija de ambos) ha colechado y tomado teta hasta los 4.
Lo del colecho, la teta, los pañales de tela, parir natural, son cosas normales, normalísimas. y... obvio... yo soy de ese clan. =)

Anónimo dijo...

Claudia, no hagas ni caso. La que duerme con su marido no encuentra más momentos para hacer el amor que la cama y la noche, con lo emocionante que es encontrar huequitos ...
La que duerme con su marido se pierde o ha perdido el colechar con sus hijos. Si no lo ha hecho nunca no sabe lo que se pierde, así que no sé por qué habla mal de ello. No lo conoce.
La que duerme ocn su marido no ha leído nada de nada sobre lactancia materna y sobre crianza natural. Su opción es muy respetable, desde luego, y simplemente está en matrix, no ha encontrado la pastillita todavía para salir de matrix, ni la encontrará nunca obviamente.
La que duerme con su marido además no sé por qué se mete a criticar y juzgar tu blog... si tan mal la parece ¿por qué lo lee? La debe dar una gran envidia la gran familia que sois. Si no, no me lo explico la verdad.
Y luego, habla de estudios que ha leido sin citarlos... eso es lo que hacen los que no tienen argumentos.

Creo que no merece la pena seguir con el tema. Se desautoriza ella sola con su ignorancia, (Para la que duerme con su marido: Ignorancia: falta de ciencia, de letras y noticias, general o particular. No es un insulto ser ignorante.)

Un saludo

Clau707 dijo...

Gracias por vuestros aportes. Este es un diario de crianza en el que cuento como vivo la maternidad y en qué teorías me apoyo para vivir así. Lo hago para compartir esta experiencia con quien quiera leerme y aquello que escribo le sirva; le sea útil.
Esta es la primera vez que tengo que rechazar comentarios. No porque no acepte la crítica, sino porque no acepto la descalificación gratuita, el insulto, la burla hacia las opciones personales de cada uno, la crítica destructiva y sin fundamento científico. Hay muchas maneras de no estar de acuerdo con algo, pero jamás hay que perder el respeto por el otro.
Siempre he escrito con sinceridad y transparencia. No se me ocurría que aquello que escribo pudiese ofender a alguien y lamento que así sea. No escribo este blog con la finalidad de remover las culpas ajenas.
Que alguien con tanta agresividad pueda leer mi blog, tener acceso a mi vida, a la imagen de mis hijas y poner en duda lo que aquí cuento, me ha hecho meditar y por esa razón he quitado sus fotos, vídeos, los links que pudiesen ponerlas en evidencia. Lamento si el formato del blog pierde en "esencia", pero creo que será mejor así por nuestra seguridad.

No pretendo cambiar la visión de nadie. No voy de casa en casa convenciendo a nadie. Pero exijo respeto a mi forma de vivir y de ver la maternidad. Es la mía y la de mucha gente.
Por todos estos motivos no volveré a publicar ningún comentario del anónimo "la que duerme con su marido" (un nick no es un nombre, sólo un escudo), por lo que le ruego públicamente que me deje de escribir.
Abrazos a todas.

Maximoto dijo...

Un abrazo "grande, grande".
Besos.

Susana dijo...

Hola, Clau; me ha dejado muy mal sabor de boca todo eso, precisamente por lo que dijo LuLú, que es una pena empañar un espacio tan bonito como es este. Siento mucho que alguien escudándose de una forma tan cobarde en el anonimato, te haya hecho modificar tu formato, pero por otro lado como madre te entiendo perfectamente. Aunque no nos conozcamos (bueno, sí por un correo que te envié a la info de Entre Mamás, ¿recuerdas?) quería transmitirte públicamente de nuevo mi admiración por este blog, y darte las gracias por compartir tu intimidad tan generosamente; a mí me ha hecho en muchos aspectos ver la vida de otro color mucho más bello.
Mil besos

Eva Bernal dijo...

Hola, cariñín.....por cierto La que duerme con su marido...
su hogar y su familia son tal cual te los cuenta o al menos así lo viven ellos,los qu e estamso fuera y lo vemos podemos darte fe.
por cierto mi pecho también está perfecto tras tres años de lactancia...sabías que la naturaleza los creó para eso?
Clau, qué curioso, no? y eso que no es que me hay pasado nada así, tan concreto....
besines

Mundo de Ariadna dijo...

bravo bravo y bravo!!!me encanta clau!!!un beso

Romina dijo...

Hola Clau, siempre me pone tan feliz leerte, pero este comentario intolerante me deja un sabor muy amargo. ¿Por qué esa necesidad de pensar que hay una sola forma de vivir la vida? ¿Por qué pensar que vivir la maternidad intensamente es una negación de la individualidad? Eso de "como si antes no hubieras sido persona", pues no lo entiendo de ningún modo. Hay experiencias que te transforman, y hacen que veas la vida diferente. Enamorarme me hizo diferente, estudiar me hio diferente, y ser madre, por supuesto, también. Y cada una de esas experiencias hace que vea la realidad a la luz de esas nuevas experiencias, si no, ¿de qué sirven? La verdad me da mucha pena que a alguien la maternidad no le cambie la vida.
Respecto a las amas de cría podría escribir un post entero, y lo de la "leche suficiente" es una prueba más de que no tiene idea de lactancia ni de historia.
Pero como otros dijeron, no vale la pena, yo te mando un gran abrazo, en estos días en que también he recibido un poquito de intolerancia.

JulieFernn dijo...

No colecho con mis hijas desde que tienen, ¿3 meses?. Si, pq cuando recién empezabamos con la teta, un día si, un día no, tres dias si, uno no... colechabamos.
Más adelante, cuando el sueño se regularizó, cuando pude organizarme de otra forma, ya no lo hicimos. Porque a mi no me servía, no porque sea "lo peor de este mundo, ay qué horror".

Por eso, como madre no-colechadora, es que no entiendo el ataque gratuito. Respeto y admiro a las madres que han encontrado una forma de crianza que les sirve a ellas y a sus hijos y que quieren compartirlo con otras, a las que también puede llegar a servirles. ¿Por que no se adaptó a mi forma de crianza voy a defenestrarlo? De ninguna manera! La base de las relaciones humanas es el respeto, si no sabemos cómo usarlo nosotras ¿de qué forma se lo enseñaremos a nuestros hijos?

Nuevamente, te felicito por tan hermoso blog y por tener ideas tan bien plantadas. Te aplaudo.

Un abrazo!

Cinco

Mi pequeño. Mi dulce amor, bebé hecho de dulce y besos de azúcar. Cinco años que han volado y casi no puedo creerlo. Como si hubiera sido...