viernes, 26 de junio de 2009

Fin de curso

Desde aquí agradezco en primer lugar a Lola, por tener este rincón.
Y a Raquel y Carolina, "las profes Leonas", por un año hermoso y lleno de alegría.
¡Volveremos! Claro que sí.
***
Cuando inscribí a Piojilla en este cole, lo hice con ilusión y también con esperanza... aunque con cierto temor de sentirme otra vez decepcionada. Fueron pasando los días y me di cuenta de que era el oasis en medio de la nada. De que por fin habíamos encontrado el lugar ideal para aprender y ser queridos. Pero así y todo, no me imaginaba tanta inmensidad en este colegio pequeñito.
Por eso cuando entré en la exposición de fin de curso y vi los hermosos trabajos de los niños, los cuadernos, los cuadros emulando a Miró, las camisetas pintadas, los álbumes de poemas, de hojas y hierbas, las fotos de las excursiones.... fue un subidón. En eso estaba cuando encontré a Lola, la directora, y no pude evitar abrazarla, llena de emoción y lágrimas de agradecimiento por haber creado un espacio como éste.
Y es que el cole de Piojilla no es un cole común. Es un cole en el que los niños son libres y felices. Crecen como personas compententes desde el primer día. Están siempre rodeados de abrazos y cariño; de respeto. Ningún dinero paga eso.
Es un cole escondido. Poca gente sabe de él aunque lleven 30 años trabajando. Para encontrarlo hay que buscar mucho y por eso la gente que lo encuentra también es especial. Profes y padres creen en la libertad, la creatividad y la alegría como primeros instrumentos del aprendizaje y así lo viven cada día. Estos son los resultados:


2 comentarios:

Elena dijo...

Soy Elena, quiero saber cuál es ese cole!!! Soy maestra y me he quedado prendada por cómo trabajan. Saludos

Clau707 dijo...

Elena, envíame tu dirección de E-mail a mi correo electrónico y te cuento.
klau707@yahoo.es

Efecto mariposa

No sé si con el paso de los años me estoy volviendo ñoña... pero cada vez valoro más la rutina, la normalidad, el que nuestras vidas sean ...