martes, 2 de noviembre de 2010

Simplemente gracias

Este último año ha sido difícil y he tenido unos meses de camino cuesta arriba, sin encontrar una salida que me permitiera ser feliz de verdad. Tenía un trabajo seguro, sueldo fijo, horario estupendo... y sin embargo no lograba encontrar mi sitio.
  
Durante todo este tiempo había dado mil vueltas a un proyecto que hacía mucho que me rondaba por la cabeza. Un espacio para madres, un espacio para mí.
Fue complicado atreverme a dar un salto que parecía ser dado hacia ninguna parte; una locura en tiempos de crisis, para continuar haciendo lo que amo hacer y dedicarle el cien por cien de mi tiempo.

Salté. Pero no he estado sola. Hoy escribo para agradecer todo el ánimo recibido, el cariño de mis amigas y compañeras de despacho, el empuje de mi buena amiga Enobi, la preocupación de Maximoto, la generosidad y la fe de Cósima.
Tengo que agradecer a mi familia entera por apoyarme en este salto, por permitirme soñar y alegrarse conmigo de cada paso logrado.

Pero especialmente quiero agradecer a la persona sin cuyo amor y dedicación no hubiera sido posible materializar mi sueño. A mi amadísimo Papá Conejo, que ha dedicado cada una de sus horas libres a hacer realidad mi ilusión, a poner color a lo imaginado, a complacer cada uno de mis deseos.

Cuando las visitas me dicen que se ve que Entre Mamás está hecho con mucho amor... no puedo decir que no. Está lleno del amor que ha puesto mi marido en cada uno de sus detalles, de fines de semana enteros trabajando para mí y para todas; de cientos de idas y vueltas a las tiendas, buscando pinturas, muebles, clavos y cables. Montando cada una de las cositas que hay puestas, sin quejas, sin una sola mala mirada cada vez que he vuelto sobre mis pasos o que he cambiado de idea.

Gracias cariño por ser siempre así, el perfecto compañero y el mejor amigo. Gracias por seguir mis sueños, por cuidarme tanto, por intentar hacerme feliz siempre y por enseñarme que el amor de verdad no es decir muchas veces "te quiero" sino tener la certeza de que soy amada. Te amo.

9 comentarios:

estanjana dijo...

Jo mama piojo, no sabía nada de tu proyecto, yo también tengo algo muy parecido en mente!!! te felicito por llevarlo a cabo y te doy energias para seguir con ello. Algun dia voy a aprovecharme de ti y tirar para adelante el mío.
Enhorabuena!

Maximoto dijo...

Ya sabes que he estado ahí con todo mi corazón.

Besos, amiga.

Anónimo dijo...

Eso si, casi te deja sin cojines, ja, ja...
me alegro guapa, siempre serás un ejemplo para los que luchan por su sueño...y ese año qu pasaste...lo tuviste qu e pasar, no? era como un duelo de tu vida más formal, por decirlo de alguna manera...cómo ,si no, ibas a dar ese saltazo, así, por las buenas...
un besito
Eva

Rosa Elena dijo...

Me encantan, me encanta, me encanta... ¡Quiero visitaros ya! :-)

Ana dijo...

Que envidia me das!! que bonito proyecto y que bien te ha quedado!!

Yo tambien quiero hacer algo relacionado, aun no se muy bien el que, ni si tendré valor como tu para hacerlo, pero también estoy deseando encontrar mi sitio!!

Beatriz Millán dijo...

Pues va a haber que invitar a Papá Piojo a un desayuno para que todas las mamás le demos las gracias!!!
Hace poco le dije a mi madre que nunca pensé que la bandolera que me regalaron fuera tan cargada de regalos, ella me condujo a "Dos Manitas" y de ahí a "Entremamás" a conocer a gente estupenda!

un abrazo con las manos quietas!

Ileana dijo...

Un proyecto muy hermoso, Clau!!!
Enhorabuena!!! Un abrazo!!!

Clau707 dijo...

Gracias también a vosotras mamás queridas, por ser la inspiración diaria y por permitirme entrar en vuestras vidas desde aquí y desde Entre Mamás.

Mil besos

MisaquitoM dijo...

Gracias mama piojo, por ser como eres!! No sólo espero, sino que además sé que tienes TODO lo necesario para que este proyecto, y tú espacio (el espacio para mamas) sea lo que tú quieres.

Un abrazo.. me ha encantado ver tu cara en las fotos de la Asamblea de EPEN. Tenemos muchas grandes representantes, pero tú eres la mía.

Un abrazo

Cinco

Mi pequeño. Mi dulce amor, bebé hecho de dulce y besos de azúcar. Cinco años que han volado y casi no puedo creerlo. Como si hubiera sido...