domingo, 14 de noviembre de 2010

Dos días llenos de abrazos

Emocionada (y también debo decir agotadísima) vuelvo a casa después de dos jornadas muy intensas. Un año más de asamblea: debate abierto y un montón de ideas frescas, caras nuevas, bebés nuevos, niños que han crecido mucho, embarazos incipientes, otros a puntito... Las mujeres de El Parto es Nuestro, reunidas y abrazadas.

Ya desde el inicio nuestra amadísima Helena Eyimi nos esperaba con una bienvenida cálida: un pequeño ritual de saludo, intercambio de abrazos y miradas que nos arrancó lágrimas a muchas. Ha sido imposible contenerlas.

¿Cómo no llorar de emoción al abrazar a mujeres tan valiosas? He podido conocer a Nuria y Patricia, abrazarlas y agradecerles personalmente su camino para lograr su deseado PV2C.

Abrazar a Lucy otra vez, mujer valiente y generosa que ha convertido el dolor de haber perdido un hijo en energía para ayudar a otras madres.
A las amigas de siempre, Eva, Estela, María José, Candy, Pilar, Ángela, Paula, Paloma, Silvia, Ruth, Marta R, Els, Diana A...

A la "vieja guardia", presente y cariñosa: Ibone, Marta, Fran, Isabel, Azu, Ana María, Stella...

A todas las que vienen desde lejos, con el esfuerzo que supone dejar todo "perfecto" para que las ausencias en casa no se noten... A María R, a María Dolores, a las Marians, Marga, Irune, María M, Elisa, Mireia, Helena... A Ana que llegaba desde Níger para vernos y Andrea, infaltable en todas nuestras reuniones y volando desde Londres todos los años.

A las nuevitas, tan ilusionadas y tímidas... María P, María José B, Judith (la más joven, con sus hermosos 19 años), Begoña, Diana (a todas las Dianas, que tenemos una buena colección). A Irene, mi amiga y también madre PVDC, a quien no le había descubierto la vena guerrera hasta hoy.

A los maridos, nuestros chicos queridos, que participan en esto desde la primera fila o desde la última: Pagando el parto o pagando el pato, como dice Candy.

Abrazar a cada una y a su hijos. A las que no menciono porque la memoria no me alcanza, y a quienes os he tenido presentes aunque no estéis.
Abrazar a estas madres y compartir con ellas dos días maravillosos y sentir que el cambio es posible y que está aquí. Cerca.

Abrazaros y abrazarnos. Acordarnos de las que no pudieron venir, de las que hicieron lo posible hasta el último momento. Brindar por Adela y su bebita, otro PVDC (hemos roto estadísticas!) nacida en la víspera de la Asamblea cual signo de triunfo.

Creo en esto con fe, con ilusión y optimismo. Cada vez que regreso a casa después de la reunión anual, me siento viva y con enormes ganas de llorar de puro agradecimiento.

Y agradezco desde aquí de forma especial la entrega y dedicación de una gran señora, curranta al extremo, dulce como ninguna; que se toma un merecido descanso después de estos años de duro trabajo. Para nuestra querida Ángela.

Y gracias a todas. Porque hoy escribo para vosotras, mujeres grandes que hacéis esto posible. Que hacéis camino con vuestros pasos y vuestras historias.
¡Salud por vosotras, mujeres! ¡Viva el parto! ¡Viva EPEN!


5 comentarios:

Nin dijo...

Ha sido mi primera asamblea y me ha encantado, así que gracias por abrirme los ojos a esta realidad y hacerme ver que las cosas pueden cambiarse... Besos de una de las Dianas

di dijo...

muchas gracias a tí, Claudia, gracias por todo el trabajo, por tanto esfuerzo, por estar siempre al pie del cañón.
ha sido m primera asamblea y vengo muy contenta, feliz y orgullosa de pertenecer a esta asociación, siento que estoy en un buen lugar.
besos de otra de las Dianas...

Sor Angela dijo...

Gracias a TODAS, han sido dos días maravillosos, llenos de amor, de entereza, de ganas de luchar y de cambiar el mundo. Dos días llenos de mujeres, ideas y afecto. ¡Os quiero mucho! Vamos a cambiar las cosas sí o sí. :-)
andrea y angela...que la asmblea sigue!!!

Fémina dijo...

GUAPA!!!
XD
He vuelto feliiiz, Clau!
Muack!

Pilar dijo...

Ayyysss mi Clau!!! siempre poniendo las palabras adecuadas en cada momento, siempre representando tan bien!!! lo que pensamos y lo que sentimos muchas de nosotras. Espero que este camino que empezamos juntas en tandem nos haga mejores,contigo al lado seguro que se cumplirá. Yo tambien quiero mandar un abrazo especial y todo mi agradecimiento a Angela. No sé que habria sido de la asociacion sin ti. A Ruth, que se ha dejado la piel, ha hecho todo lo que ha podido y ademas es una buenisima persona. Y tu Ana Maria, las tres que dais el relevo mereceis un gran ramo de flores virtual que ojala se convierta dentro de poco en uno real. Gracias!!! y ahora querida compi: la que nos espera... como dice tu marido tal vez somos unas inconscientes...
Pilar Velarde.

Cinco

Mi pequeño. Mi dulce amor, bebé hecho de dulce y besos de azúcar. Cinco años que han volado y casi no puedo creerlo. Como si hubiera sido...