viernes, 26 de noviembre de 2010

Simposio Internacional de Lactancia

He estado hace dos semanas en el Simposio Internacional de Lactancia Materna, realizado en Bilbao.

Como siempre, encontrarme con viejas amigas, caras conocidas, mamás y compañeras de viaje en este mundo tan pequeño, ha sido un placer y una píldora de energía.

En general, me ha gustado. Tengo que reconocer que la organización ha estado muy bien, que las compañeras de La Liga han currado un montón y se ha notado. De ello, ninguna queja.

Del Simposio, hubo cosas que me gustaron más y otras menos. Me encantó el simpatiquísimo Dr. Paricio (le he visto y escuchado ya otras veces y siempre es igual de encantador) con su ponencia sobre la medicación en la lactancia.
Keka Pallás y su conferencia sobre los riesgos de no amamantar a bebés con necesidades especiales, también me gustó mucho.

Otra ponencia que estuvo bien fue la bebés con fisura palatina. Me aportó mucho el vídeo sobre la historia de un niño con este problema y su evolución. Compré el vídeo porque me parece que puede ayudar a muchas madres con esa circunstancia, a identificarse con ello y tener paciencia; ver que todo se va arreglando. Un único obstáculo para el vídeo: su precio...

Alguna de las ponencias internacionales me dejó bastante decepcionada. La charla de múltiples no me gustó en lo absoluto. Creo que no nos hubiera hecho falta irnos tan lejos para encontrar a alguien que sepa de lactancia con múltiples. Pongo de ejemplo a Multilacta que de esto saben un rato.

En ese sentido, creo que a veces queremos dar altura a estos encuentros trayendo gente de otros sitios, cuando en España tenemos un gran nivel de profesionales que podrían hacerlo mucho mejor. No me refiero a este encuentro de forma particular, sino en general.

También me quedé a medias en la última conferencia sobre la depresión posparto; aunque ya me había quedado un poco "coja" con la primera conferencia de la misma profesional. Me dejaba el avión (que luego no salió hasta muuuy tarde) y no terminé de escuchar a la ponente.

Hasta el momento en el que me quedé, no escuché entre las razones de una depresión, un parto traumático, una cesárea, un embarazo estresado. Ni tampoco el hecho de que los grupos de apoyo y las redes de madres son una gran ayuda para prescindir de fármacos; (algo que se publicó en el Lancet* hace poco). Me hubiera encantado escuchar a mi amiga Ibone Olza en la misma mesa redonda... Lo de la depresión como proceso inflamatorio no me quedó nada claro.

Me gustaría que en próximas ocasiones se hable más del parto y del embarazo como variables para una futura lactancia feliz. También del acompañamiento, de la logística que se precisa al llegar a casa recién parida. Es muy difícil amamantar después de un parto triste, de una separación temprana, después de una grapas por cesárea... Creo que podríamos hacer el esfuerzo de unir otras sabidurías que van de la mano y no analizar cada tema (parto o lactancia en este caso) de forma independiente, cuando deberían ser hermanos inseparables.

Y bueno... volveré al siguiente, desde luego. Me lo pasé fenomenal y aunque no tuve tiempo de ver Bilbao, fueron dos días de la leche!



* Tripathy P et al. Effect of participatory intervention with women's groups on birth outcomes and maternal depression in Jharkhand and Orissa, India: A cluster-randomised controlled trial. Lancet. 2010 Mar 5.

No hay comentarios:

Efecto mariposa

No sé si con el paso de los años me estoy volviendo ñoña... pero cada vez valoro más la rutina, la normalidad, el que nuestras vidas sean ...