martes, 30 de noviembre de 2010

Visita de rutina

Citología. Una visita de rutina.... no tenía intención de ir, pero hacía un tiempo que no me hacía ninguna y también pensé que era una buena excusa para conocer a la matrona, hablar con ella de los grupos de madres, contarle de Entre Mamás...

Vaya error. Lo que voy a contar hoy me apena y me descoloca. Pasaron más cosas pero durante el día se han borrado de mi mente. Estoy escribiendo y sé que algo se me va... pero no recuerdo qué es.

Pongo aquí la conversación por puro desahogo. Antes de entrar, una chica rumana, muy gordita me pregunta si es "ahí" donde hacen los Paps. Yo le digo que sí, que estaba esperando a que alguien llamase. Ella está nerviosa, tiene un acento muy fuerte y un aspecto muy sencillo. Me dice: Es mi primera vez, tengo miedo.

Yo sonrío y le digo: no será nada, ya verás. Es un poco molesto pero pasa rápidamente.
A continuación, me llaman para que entre.

- ¡Buenos días! - saludo con mi mejor sonrisa. No me contesta nadie. Intento de nuevo.
- ¡Buenos días! La matrona no me mira. Tampoco me contesta. La residente sí; me dice buenas y me pregunta que a qué venía.
- Es que tenía hoy una citología. (sigo sonriendo)
La matrona sigue sin mirarme ni saludarme. Se dirige a la residente: Hazle la citología.
La residente me trata con cuidado, me enseña dónde debo desvestirme, me dice que me ponga en el potro y me da una sabanilla. Está en ello pero no puede con la muestra y se lo dice a la matrona.
La matrona se sienta frente a mí y me ordena: baja el culete, que así no puedo. Y relájate, no puedes estar tan tensa.
Yo obedezco, intento ayudar. Ella lo intenta al menos 4 veces, mete el espéculo cada vez con menos delicadeza, siento que abre algo.... me duele. Me quejo. Vuelve a sacarlo y me dice en un tono muy seco, casi enfadado: 

- Es que a ver... Esto es algo que no he visto antes. ¡Tienes la vagina muy larga!

Yo, creo que no he escuchado bien. - Qué? ¿Muy larga? 
- Sí, muy larga! y es que no tenemos material para una vagina así. El espéculo se queda corto.

Insisto dándo enfásis.  - Lar-ga? y ...? (pienso en contestar de otra forma, pero me callo.... quiero llevarme bien con ella. Esto es bueno? malo? Pienso en hacer un chiste tonto, pero me hubiera salido mal. Callo.)

- Sí, sí. La tienes larga, lo que no significa que seas muy alta (se ríe). Es que hay que ver. El cuello está en las profundidades. Quién se va a imaginar esto.
Y luego se dirige a la residente: Y como encima está gordita, pues se le pegan las paredes vaginales. No veo.

Yo alucino. Me ha llamado gorda en toda la cara... o más bien en otro sitio. No es por nada, pero ella está más gorda que yo.
La residente no dice ni mu. La "señora" sigue en lo suyo. Habla con la residente; no se dirige a mí.
Venga, baja el culete y no te pongas tensa. Abre las piernas bien. ¡Qué difícil hacerte una citología, vaya!
Yo, no puedo hacer más. Me siento mal. Pero no digo nada e intento "colaborar".
Finalmente termina. Yo miro hacia la parte baja de mi cuerpo de forma instintiva. Ella le dice a la residente:
- Y se mira la pobre. Como si le hubiéramos hecho algo.
Y luego a mí: - No te hemos hecho nada.

Me recompongo y me visto. Intento mantener la dignidad. Sonreir... Me pregunto cómo me puede pasar esto a MÍ, que supuestamente soy tan guerrera, que estoy tan informada, que lucho cada día porque no pasen estas cosas.

Me siento y me mira como si esperase que me fuera. No dije nada porque quería conocerla; caerle bien. Le intento contar sobre el grupo de apoyo en Entre Mamás. No me permite seguir y me dice, sin que pueda acabar de contar nada, que aquí ella no acepta publicidad (acabo de verla entregar una caja llena de muestras y "cositas de bebés" a la embarazada que iba antes que yo...)

Le intento decir que el grupo es gratuito, que se reúnen mamás para hablar de sus experiencias... Nada. No me deja continuar y no insisto.
Me voy.

No puse una reclamación porque no quería que pensase que la ponía por no haber aceptado mis papelitos. Porque pensé que ya tengo fama en mi CAP de ser "de esas"; porque mi madre pasa consulta en los CAPS y a ver si un día le toca allí... y también porque fui cobarde.

Tenía ganas de llorar. Me sentí indefensa; supongo que no hay otra forma de sentirse con las piernas abiertas ante una desconocida que urga en tu interior llamándote gorda y criticando tu vagina.

A la salida vuelvo a ver a la chica rumana. Es su turno. Me sonríe. Yo no puedo. Le había dicho que no sería nada... ella que está más gordita que yo, que es su primera vez... que tenía miedo. Si me han tratado así a mí, que iba de lista, no quiero imaginar cómo será tratada ella.

Salgo a la calle con la sensación de niña castigada y preguntándome un montón de veces cómo es que he podido volver a confiar en el sistema y pretender que podía manejarlo. Lloro. 

:-(



27 comentarios:

Toya dijo...

Que tristeza tan grande Claudia. Te leo y yo también tengo ganas de llorar... te leo y leo una agresión... leo cómo te quedaste después, tu sentimiento de culpa, tu tristeza, tu dolor y sigo pensando que te han agredido.
Lo siento, lo siento, lo siento.... siento que hayas tenido que pasar por algo asi. Me gustaría poder abrazarte y ofrecerte mi hombro para llorar, no dudes que yo también lo haría.
Un abrazo enorme. Seguramente tu matrona no leerá tu escrito, pero debería hacerlo.... quizá asi pudiera entender que tras esas vaginas "largas" o "cortas", "fáciles" o "dificiles", hay mujeres, PERSONAS.

choni dijo...

Por favor, por favor, por favor: como matrona que soy, como mujer, como persona... ¡pon una reclamación a esta impresentable!

Lucy dijo...

pon esa denuncia YAAAAAAA.
no podemos callarnos ante la violencia, sea física o psíquica ... somos mujeres adultas, inteligentes, cívicas y nos merecemos un trato digno.
ojalá pudiera estar allí para prestarte el apoyo presencial, iría contigo a esa consulta a entregarle personalmente una copia de la reclamación.
sería capaz de entrar en una consulta con esa `cosa´ tan solo para que me atendiese mal y poder ponerle otra reclamación!!!

esta matrona no tiene derecho a seguir llamándose así, no tiene derecho a seguir cobrando un sueldo para hacer daño así, no tiene derecho a que alguien, cualquier persona, la mire con respeto por formar parte de un colectivo (tradicionalmente) vocacional.

Eloísa dijo...

¿Por qué mujeres que somos perfectamente capaces de llevar a cabo empresas asombrosas nos dejamos ningunear de esa manera por los profesionales sanitarios?

No es lo peor cómo te trató, sino que esa residente se irá con la idea de que ese tipo de prácticas y tratar así a los pacientes está bien, perpetuando una "violencia de género" de la que pocas veces se habla.

¿Te imaginas a un urólogo tratando así a un hombre en una revisión de próstata? De ningún modo.

¡¡¡Basta ya!!! Denuncia. No te quedes con las ganas. No te quedes con ello dentro. Por tí, por la chica rumana, por las que vendrán detrás de ti, por todas.

Beatriz Millán dijo...

Pero será... no me lo puedo creer de verdad...qué tía brujaaaaaa!!! es que siempre tenemos que andar defectuosas de algo??? qué lástima de mujer.... dedicarse día tras día a hacer MAL su trabajo, qué desgracia debe de tener, qué vida más triste la suya que ni como persona ni como profesional es capaz de tratar a un igual con respeto y cariño...

RECLAMA YA CLAU... no hagas que pierda la fe en el trabajo que haces día tras día por todas las mujeres que acuden a ti.

Un abrazo grande (que te voy a dar en hora y media :)

La mami de los tesoros dijo...

Clau,

Me he quedado....sin palabras y con los pelos como escarpias. Es más ahora mismo se me saltan las lágrimas (estoy de SPM)de imaginarte, de imaginarme,muda, desnuda y violada por un espéculo y por quien lo tiene en la mano.

Es indignante que en estos entornos más íntimos, los relacionados con la salud, la maternidad, los niños, los ancianos... donde tendría que trabajar gente vocacional, empática, cariñosa....te encuentres a semejantes brutosaurios.

Por lo de ser una mujer guerrera, echada pa'lante y haberte dejado vejar de esa manera, ¡nos pasa a tantas, tantas veces! Luego pensamos en todo lo que le tendríamos que haber dicho o hecho y se nos llevan los demonios....

Si te ves con ánimo moral, pensando en las repercusiones a todos grados que puede tener, denuncia ese trato horrendo. Y si no lo haces por los motivos que sea, sigue luchando como lo haces, desde las barricadas, con tu trabajo de hormiguita.

Besos, comadre

Jemina

no dijo...

Un abrazo Claudia.
Espero que presentes una queja, alguien tiene que hacer recapacitar a esa mujer, tiene que ser consciente de que está ejerciendo violencia en otras mujeres.Igual está tan cegada que no es capaz de verlo.
Vega

Nin dijo...

Piojita querida, has dado con una pobre infeliz que considera a las mujeres meros objetos que pasan por su consulta, ¡qué tristeza!
Sólo te digo lo que ya te he dicho en otro sitio... Ella considera "larga" una vagina, yo la considero a ella "corta" de entendederas.

Mil besos para sanarte de esta agresión.

Albertina dijo...

Lo siento muchísimo!!

Es una agresión en toda regla... aún estás a tiempo de reclamar!!

Te mando un abrazo sanador...

estanjana dijo...

ME parece fatal!!! en ese momento en que tenemos las piernas abiertas tendrían que tratarnos con suavidad! pero que se ha creído esta!!
te entiendo perfectamente, porque si me pasa a mi tambien lloro!
pon una denuncia y que piense lo que quiera!!

Irune dijo...

Cuánto lo lamento, Claudia. Y qué poca humanidad y sensibilidad en alguien que acompaña a las mujeres en su sexualidad.

Un abrazo.

Anónimo dijo...

Irene
Hola Claudia. Qué mamarracha la tia esta, a mi me joroba soberanamente que una profesión que debería ser tan bella la destrocen tratándonos como a carneros. Reclama, claro que sí, en tu nombre, en nombre de la rumana que esperaba y en nombre nuestro. Si no lo haces ella pensará que lo hace todo bien, pero si lo escribes, la carta pasará por sus superiores y ojalá que por sus inferiores (la residente) y todos saldremos beneficiados.
Un besote!!

socmare dijo...

Lo siento! que más se puede decir.
Me da rabia porque a mi tambien me ha pasado quedarme paralizada sin saber que decir, sin ser capaz de levantarme y tirarles en la cara su desfachatez.
Un abrazo!

Clau707 dijo...

Muchas gracias a todas por tantos ánimos y tanto cariño. Me habéis emocionado mucho.
Pondré mañana la reclamación, como decís: por mí, por todas.

muchas gracias otra vez,
besos enormes.
claudia

Laura dijo...

Claudia, lo siento mucho, es asqueroso ese trato. Al terminar de leerte me encontre con las piernas dolorosas de lo fuerte que las estaba apretando.Me remueve las entrañas. Animo con tu queja. Aun asi seguira ejerciento ese personaje, es triste...

Paloma dijo...

Menuda cafre esa tía! Qué maleducada y bruta! Reclama, por favor, por tí y por todas.
Cada vez que sé de un caso así de VIOLENCIA DE GÉNERO, me hierve la sangre... Porque lo triste es que si hubieras ido acompañada por tu pareja, nada de esto hubiese pasado.

Cucufata dijo...

No me lo puedo creer!!! Clau, te animo a poner esta denuncia en atención al paciente. Has sido victima de un maltrato impresionante que han querido tapar con necedades como la de la vagina larga. ¿Pero donde se ha visto? No me extraña que salieras desganada y desesperanzada con la matrona. Desde luego nada que ver con la mia, que antes se esmera en hablar contigo y preguntarte. ¡Qué lastima por las mamas que pasarán por su consulta con esa frialdad!

vampsax dijo...

Claudia, siento que al final saliesen las buenas intenciones por ese lugar, no entiendo muy bien como es posible que en este tipo de instituciones sea este el trato que son capaces de mostrar.. tan solo espero que la chica que estaba allí aprendiendo fuese un poquito más persona y tomase en cuenta como no se debe tratar a una persona.
Un abrazo sincero de apoyo y ánimo para continuar tu labor, que es grandiosa!!
Ernesto.

yogamujer dijo...

Cuanto lo siento,

es inadmisible que existan estos supuestos "profesionales" en la sanidad pública. Somos personas antes que pacientes y por supuesto no somos modelos anatómicos!

Supongo que ya habrás puesto la reclamación, por ti y por cualquier mujer que vaya a pasar por esa consulta.

Merecemos un trato digno, humano, respetuoso.

Un abrazo

Anónimo dijo...

Lo siento Clau. ¡ Qué tia más bruta! Pero si te sirve de consuelo, seguramente yo hubiera reaccionado igual que tú, educada , colaboradora y evitando los malos rollos. Luego una vez que todo hubiera acabado iria procesando la información y me habría ido calentando, pensando en por qué no reaccioné en el mismo momento en que me estaba pasando y le dije cuatro cositas bien dichas...:-)

Suit

Clau707 dijo...

Puse una reclamación y además me acompañó mi madre a hablar con la coordinadora del centro, en sus palabras: porque estoy avergonzada como profesional y como mujer del trato que has recibido.
A la coordinadora le entregué una copia de este relato y ella me dijo que se disculpaba en nombre de la profesional y del centro. "que a veces no nos damos cuenta de las cosas que decimos, y del efecto que tienen y que seguramente la matrona ya habrá olvidado ese día y la situación porque para ella no hubo nada anormal..." le dije que lo único que me interesaba era justamente que no olvide y que "esa situación" deje de ser habitual.
Supongo que habrá llegado a sus oídos, porque se armó un poco de ruido con nuestra llegada al CAP y cuando mi madre, después de saludar a todo dios (que todos la conocen) contó que venía a poner una reclamación....

Myriam dijo...

En la primera visita que hice a la matrona, en el embarazo de mi primer hijo, me hicieron una cito en la que al parecer de tan tensa como estaba, partí el especulo...me regañaron por ello y me fuí a casa manchando con la recomendación de reposo durante unos días por que me habia puesto demasiado tensa y por supuesto el manchadoe ra culpa mia....Asi que te entiendo y entiendo tu tristeza, es una lastima como estan las cosas pero el sistema está así y solo podemos revelarnos para cambiarlo y no intentar caer bien a quienes no se molestan ni en mirarnos a la cara o hablar con nosotras en lugar de hacer como si no estuviesemos ahí.
Me permites enlazar tu entrada en mi blog (http://demimaternidadyotrosdemonios.blogspot.com) para abrir un post sobre este tema? no lo haré hasta no tener tu aprobación. Un saludo Claudia.

Clau707 dijo...

Claro que sí, puedes enlazar mi post sin problemas. Hay que hablar de esto y de todas las violencias obstètricas, violencias invisibles y socialmente aceptadas. Besos.

Myriam dijo...

Ok Claudia, en cuanto tenga la entrada te aviso y te invito a verla cuando quieras.
Un abrazo.

Myriam dijo...

Aquí tienes Claudia,lo prometido es deuda:http://demimaternidadyotrosdemonios.blogspot.com/2011/01/de-como-infantilizar-una-mujer-en-el.html
Muchas gracias por la aportación, me parecío genial tu entrada para documentar que no es cosa de una sola persona, que estas cosas nos pasan a muchas y no tenemos que permitirlo.Un saludo.

Marta dijo...

Me idetifico mucho contigo tube una experiencia horrible con un aborto.
Me hicieron un legrado porque no lo expluse por mi misma.
Empezaron tarde, me dejaron sola en el quirofano durante tres cuartos de hora, solo paso una enfermera una vez que me puso una cuña para hacer pis.
Me durmieron rapido y corriendo sin que pudiera ver a la ginecologa que me lo hacia.

desperte durante el procedimiento porque las cosas iban mal.. me dolia,
Quando terminó no podia para de llorar y casi no podia abrir los ojos de lo anestesiada que estaba pero a mi lado había la Dra que me operó que me decia: te hemos perforado el útero, porque tienes el utero muy retrogrado, tienes alguna pregunta???, como si la culpa, encima, fuera mia!!!!!
No infoemaron a mi marido ni despues ni al dia suguiente, no volvi a ver a esa Dra, nis siquiera se volvió a interessar por mi
Tampoco reclamé solo queria salir de allí
Encima al cabo de 5 meses me tubieron que repetir el legrado porque me dejararon mas de la mitad de los restos.
lore y llore mucho por todo lo vivido, llore mas por como me senti durannte todos esos meses de injusticia que por el aborto en si.
Todavía me duele de pensarlo!!!
Te envío todo mi cariño y mi apoyo!! Gracias por contar tu historia.

Anónimo dijo...

Querida Claudia,
Es la primera vez que visito tu blog, y tu relato y el de Marta me han erizado los pelos y me han devuelto a un momento en el cual me senti humillada, violada, y todo lo que describen en los comentarios por una "doctora", mi caso es parecido al de Marta, un aborto espontaneo de un niño muyyy muyyy deseado y en una consulta de emergencia porque tuve un sangrado la "doctora" al hacer la ecografia me dijo estas palabras (nunnca las voy a olvidar): su corazon no late y como puede ver en la ecografia ahora es solo una mancha de sangre, le haremos el legrado de inmendiato....pase por aqui...
10 minutos despues me encontre tendida en una camilla con las piernas abiertas, aun sangrando por dentro y por fuera... (despues leyendo me informe que no era necesario el legrado pues yo ya estaba en el proceso expulsivo)5 minutos mas y me durmieron, y cuando desperte tenia puesta un suero y estaba sola... llore muchoooo ese dia y muchos dias posteriores mas y aun 4 años despues se me hace un nudo en la garganta de recordar ese momento... llegue incluso a pensar que tal vez se podia salvar mi hijo si me oponia al legrado... (despues me informe y supe que era un embarazo anembrionado)
fue algo tan inesperado... no me explió que habia pasado.. yo estaba llena de preguntas... porque??? pero nadie me respondio... todos estaban muy apurados en preparar el legrado.. no me dieron tiempo para reaccionar... para llorar en brazos de mi esposo... para llamar a mi mama... para nada!! aun hoy me sigo sintiendo violada....
y por si esto no fuera poco... despues de la recuperacion antes de mandarme a la casa.. nos citaron a mi esposo y a mi al consultorio de la "trabajadora social" la cual nos explico la responsabilidad de traer niños al mundo (mi esposo y yo pasabamos de los 25 años)el daño que habia sufrido mi cuerpo con el legrado y nos aconcejo esperar tres años minimamente para encargar otro bebe, yo en ese momento estaba hundida en llanto, pero eso me hundio aun mas... como puede una persona de salud recomendar este completo absurdo!!
para terminar quiero decir que dos años despues teniamso en nuestros brazos a nuestro pequeño yeiyei que es la luz de nuestros ojos...
un saludo a todas y graacias por permitirme desahogar esto.
Mamadeyeiyei

Niños

Cuando nos enteramos de que habían atentado en Barcelona, mi hija mayor y yo estábamos en una zona igual de concurrida y turística, pero e...