jueves, 19 de marzo de 2009

A los padres de mi vida

Ser padre es una tarea que se elige, sin importar si has dado o no, la vida.
El padre cría y ama.

Hoy es el día de los padres. No tengo un duro para hacerles el regalo que me gustaría... así que desde aquí rindo mi pequeño homenaje a los dos padres que adoro.

A mi papá, cuyo consejo sabio, su capacidad de renuncia, su generosidad y su entrega son el ejemplo de mi vida.
A mi papá Conejo, por involucrarse al máximo en su tarea de padre y compañero, por las tareas en las que participa, por los silencios que acompañan más que las palabras, por los abrazos que reparte entre las piojillas. Cariño, gracias por ser el que eres.
.
Mi padre
Tengo un padre maravilloso. No terminaría nunca si contase las anécdotas que tenemos juntos. A veces peleamos; somos de carácter parecido, impacientes y gruñones, y nos encedemos como cerillas. Pero el amor que le tengo (y nos tiene) supera cualquier enfado rápidamente.
Me permito transcribir aquí un fragmento de una carta que me mandó un día. Lo hago simplemente para compartir con todos los que me leen esos sentimientos de papá.
Creo que es un hombre transparente y bueno. Le amo.

Querida Coquita:
A veces tengo algunas vacíos mentales que no permiten que mi cerebro exprese lo que siente mi corazón; no encuentro las palabras que describan lo profundo de mis sentimientos de padre. Sí, tal vez no el mejor, como quisiera, pero muy honrado consigo mismo y con sus seres queridos para quienes no retacea ni tiempo ni espacio y por quienes no dudaría en dar su propia vida.

Coquita, anoche y muy emocionado leí atentamente el libro que me enviaste con tu hermano y me dedicaste. Es un libro con sentimientos muy profundos hacia un padre, esta vez identificado en mi persona. Te agradezco por que tengas ese concepto, esa forma de pensar y sentir que soy así; mi intención fue ser un buen padre y a pesar de los muchos errores que puedo haber cometido a lo largo de mi vida, hay algo en el que no me equivoqué: AMAR A MIS HIJOS CON TODAS LAS FIBRAS DE MI SER Y SERLES LEAL EN TODO MOMENTO. Traté de estar siempre a su lado, aunque no siempre físicamente por circunstancias a veces ajenas a mi voluntad y deseo.
Cuídate mucho; vela siempre por los tuyos y haz el bien a los demás sin esperar nada a cambio por que la retribución no siempre llega de las personas servidas, sino a través de otras como una especie de buena cosecha de la semilla bien sembrada.
Gracias hija por pensar que tu padre es como crees.
Te quiero muchísimo y te tengo en mi corazón.

Un beso grandote, TE AMO. PAPÁ


Papá Conejo

Papá Conejo y yo nos conocimos cuando ambos teníamos 18 años y mi hijita, 10 días de nacida. Ni él ni yo podíamos imaginar entonces que esa hijita sería suya un día; o como si lo fuera. Con todo lo que ello significa. Con peleas y reconciliaciones varias, como todos los papás e hijas del mundo.

Tengo que decir que no siempre coinciden la pioja y papá...(y tampoco con mamá, la adolescencia es así...). Valeria está en una edad en la que la ambivalencia es continua y su paciencia muy limitada. Tiene arranques de amor y besos para todos y momentos de enfado y lágrimas.

La relación entre los dos es especial. Son cómplices contra mí en sus travesuras y como yo soy muy mandona, se alían para hacerme pequeñas trastadas y reirse juntos.

Veo que se quieren y se extrañan cuando el otro no está. Cuando tiro alguna piedra contra alguno e inmediatamente sale en su defensa el otro, a capa y espada. Cuando se sientan juntos a resolver ecuaciones y yo escapo sigilosamente... cuando se ceden mutuamente la última loncha de jamón o el último vaso de zumo.

Escucho con ternura como habla a la piojilla como si fuese un dibujo animado, inventando historias, haciendo de caballo y jugando a las cocinitas. Come en platos de mentira y saborea el aire como el mejor manjar...

Hugo ama de manera incondicional e infinita a sus hijas. Veo cada día sus frutos y no puedo evitar emocionarme y amarle más por ello. Cariño, te quiero.

¡Feliz día a mis dos papás amados!

1 comentario:

Any, mami de Héctor dijo...

Hola tienes un blog muy bonito y tierno, dí por el siguiendo una liga y otra liga en blogs amigos, ya sabes!
Te invito a conocer el mío.
Un fuerte abrazo a tus nenas!
Any
Mamá de Alta Demanda

Cinco

Mi pequeño. Mi dulce amor, bebé hecho de dulce y besos de azúcar. Cinco años que han volado y casi no puedo creerlo. Como si hubiera sido...